¿Por qué no se mezclan el agua y el aceite?

Una molécula de agua se comporta como si fuera un imán, mientras que el aceite se comporta de manera completamente opuesta. Esto se debe a que el aceite es un compuesto neutro que no tiene polaridad, lo cual hace que se imposible de diluir en agua. Aquí también interviene el concepto de densidad.

La densidad del agua y del aceite es diferente y no permite mezclar estos dos líquidos. El agua y el aceite no se pueden mezclar. La clave está en la polaridad de los líquidos y en su diferente densidad. En este breve experimento, te explicaremos cómo puedes comprobar tu mismo cómo se relacionan dos líquidos tan comunes como el agua y el aceite en función de su densidad.

Polaridad de los líquidos

Como ya avanzábamos, existen algunos compuestos que tienen polaridad y otros que no. Cuando tratamos de entender por qué mezclar agua y aceite no es posible tenemos que acudir a este concepto. En el caso del agua, estamos ante un compuesto químico (H2O) que actúa fundamentalmente como un imán. Esto significa que tiene dos polos: uno positivo y otro negativo.

Por el contrario, a diferencia del agua, el aceite no se ve atraído ni repelido por ningún otro líquido. Utilizando el concepto de polaridad, puedes probar a acercar un imán a un cristal, por ejemplo. ¿Ves que no pasa nada? Eso es porque el imán tiene una carga negativa y positiva y el cristal, al igual que el aceite, carece de polaridad.

El concepto de polaridad de los líquidos es muy importante porque esta es la propiedad que permite la disolución de los mismos. Existen numerosos compuestos químicos que poseen esta propiedad, como el alcohol. Para poner a prueba esto, realizaremos un experimento casero muy sencillo en el que intentaremos mezclar agua y aceite:

Material necesario

  1. Un vaso pequeño.
  2. Aceite.
  3. Agua.

Procedimiento

  1. En primer lugar, echa un poco de agua al vaso. Llénalo aproximadamente hasta la mitad de su capacidad.
  2. A continuación, vierte un poco de aceite.
  3. Prueba a remover. Verás que no pasa nada. Esto es porque el agua y el aceite no se pueden mezclar.

Por qué no se mezclan el agua y el aceite

La densidad del agua es mayor que la densidad del aceite, lo cual provoca que el aceite flote en el agua. Recuperando el concepto de la polaridad de los líquidos, cuando dos sustancias son polares, pueden diluirse la una en la otra y dar lugar a una mezcla homogénea. Las moléculas del agua son muy pequeñas y, al tener un extremo eléctrico con carga positiva y otro con carga negativa, pueden mezclarse con otros líquidos polares. Por el contrario, la densidad del aceite es baja porque sus moléculas son mucho más grandes que las del agua y carecen de carga eléctrica.

Con total probabilidad, este es uno de los experimentos caseros más conocidos y con los que es posible apreciar de manera visible cómo funciona la densidad de diferentes líquidos. Sin embargo, detrás de este simple experimento, se esconden una serie de complejos conceptos físicos. Por un lado, tenemos el concepto de las moléculas polares, que en este caso hemos visto que solo se disuelven en disolventes polares. Por otro lado, las moléculas no polares sólo se disuelven en disolventes no polares. El aceite es un líquido que se compone de moléculas no-polares, mientras que el agua se compone de moléculas polares. De esta manera, entendiendo que el aceita está llena dee cargas negativas, o electrones, que rodean a la molécula e imposibilitan la unión con las moléculas del agua.

Como puedes observar, hasta con un experimento tan simple como este, puedes ampliar tu conocimiento sobre ciencia y física. Existen una amplia variedad de experimentos simples con los que puedes descubrir cómo funciona la densidad del agua. Por ejemplo, podrías comprobar si es posible o si una fruta hacer flotar un hielo en aceite o si una fruta como la mandarina puede flotar en el agua