Campus logo
Aquae

10 deberes sostenibles para 2021

10 acciones sostenibles que ayudarán a luchar contra el cambio climático y construir un planeta más sostenible

Una de las lecciones que nos ha dejado el 2020 es que los efectos del cambio climático ya son una realidad. Hemos agotado el tiempo de advertencias y es necesario tomar medidas urgentes para construir un planeta más sostenible y respetuoso con la naturaleza. En esta infografía, compartimos diez acciones sostenibles para poner en práctica en este nuevo año.

Acciones sostenibles para frenar la crisis climática

Los gobiernos e instituciones internacionales deben ser capaces de poner en marcha políticas y medidas que sirvan de base para una transición hacia la sostenibilidad. Esta transición vendrá determinada por los esfuerzos comunitarios que requieran dejar de lado aquellas actividad y prácticas perjudiciales para el medio ambiente.

Sin embargo, los ciudadanos también tienen un papel importante en esta transición hacia un futuro más sostenible. Es necesario tomar partido en este asunto y poner en marcha una serie de acciones sostenibles para contribuir en la protección no solo del medio ambienta, sino también de nuestra propia salud. Cambiar aquellos hábitos que supongan un impacto para la naturaleza y tomar conciencia de la importancia de proteger nuestros ecosistemas es clave para construir una sociedad más justa y ecológica.

Las innovaciones tecnológicas, el incremento de iniciativas comunitarias, la mayor sensibilización y la puesta en marcha de políticas sostenibles como el Pacto Verde Europeo son algunos aspectos alentadores que pueden revertir esta situación.

Estas son diez acciones sostenibles que puedes poner en práctica desde hoy mismo:

  • Apostar por la movilidad sostenible es una de las acciones sostenibles para reducir la contaminación del aire .
  • Vivir sin plásticos es posible. La contaminación por plásticos es un problema ambiental que se ha visto agravado por la crisis sanitaria y el uso obligatorio de mascarillas. Evitar más muertes por coronavirus es una prioridad mundial pero no debemos olvidarnos de desecharlos de forma correcta para construir un planeta más ecológico.
  • Reciclar es el motor para cambiar los estilos de producción y consumo de la sociedad. Instaura en tu vida la regla de las 3R como un método eficientes para reducir el desperdicio, ahorrar y convertir en un consumidor responsable.
  • No malgastes agua y cuida su uso. Es uno de los recursos más valiosos y más escasos del planeta.  Mide el volumen de agua que usas en tus actividades diarias con esta calculadora de huella hídrica y trata de encontrar alternativas para reducir el desperdicio de este limitado recurso.
  • Reflexiona sobre cuánto desperdicios generas al día y busca la forma de reducirlos. Esto ayudará a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, una de las principales causas del aumento de la temperatura en el planeta.
  • Calcula tu huella de carbono y trata de reducirla.
  • Evita todo tipo de productos químicos que supongan un peligro tanto para el medio ambiente como para nuestra salud.
  • La industria textil produce el 20% de las aguas residuales a nivel mundial y el 10% de las emisiones globales de carbono. Apoya aquellas alternativas y acciones sostenibles cuya fabricación y producción estén comprometidas con la protección del planeta. Huye de la “moda rápida”. El Programa de Naciones Unidas de Medio Ambiente alerta de que, si no se toman medidas para revertir esta situación, en 2050 la industrial de la moda utilizará una cuarta parte del presupuesto mundial de carbono.
  • Práctica el turismo sostenible. Viajar es una oportunidad de descubrir la importancia de la naturaleza y sus recursos para la vida. Además, el ecoturismo fomenta la promoción de las culturas rurales preservando su conservación y poniendo en valor su existencia.
  • Las energías renovables son fuentes limpias, inagotables y fundamentales para combatir los devastadores efectos del cambio climático. Este tipo de energías suponen una  reducción de la contaminación en el planeta lo que supone una mejora de la calidad de vida y de la salud de los millones de habitantes que habitan en el. Además, las energías renovables evita el uso de combustibles fósiles, uno de las principales contaminantes del mundo.