Pino Piñonero, una especie propia del Mediterráneo

Si por algo es conocido el pino piñonero es por tener el fruto más grande entre las especies de pino que se extienden por la Península Ibérica: el piñón. Es una especie arbórea muy resistente al calor y que se adapta con facilidad a todo tipo de suelos. Estos son solo algunas de las razones por las que este árbol se incluye en las reforestaciones que realizamos con Sembrando Oxígeno.

Pinus Pinea es el nombre científico que recibe esta especie perteneciente a la familia de las pináceas, aunque popularmente se conoce como Pino Piñonero. Se trata de una conífera muy popular en regiones mediterráneas, especialmente al sur de la Península Ibérica.

Características del pino piñonero

El pino piñonero es una especie que puede alcanzar los 30 metros de altura, e incluso algunos ejemplares lograr sobrepasar los 50 metros.  Posee un tronco estrecho y recto con una corteza gruesa de tonalidades rojizas. A medida que crece, su copa adquiere una peculiar forma ancha y aparasolada, similar a una sombrilla o paraguas. En esta copa se pueden ver sus largas ramas desde las que brotan unas características hojas finas y largas, que tiene un tamaño de 20 centímetros de longitud y que se mantienen vivas todo el año.

El pino piñonero es un árbol muy resistente. Y es que al ser una especie heliófila, necesita una gran exposición solar para su crecimiento y desarrollo, algo que le permite resistir a la sequía estival, propia del Mediterráneo, durante largos período, y suele soportar la carencia de agua. Además, se trata de un árbol que se adapta fácilmente a diferentes tipos de suelo, aunque los prefiere arenosos.

Todos estos son solo algunos de los motivos que nos han llevado a incluir esta especie de pino en las actuaciones que realizamos con Sembrando Oxígeno. La última tendrá lugar en la localidad alicantina de Beneixama donde, junto a Hidraqua, plantaremos 80 ejemplares de esta especie para recuperar parte del paraje natural de El Puntual.

El Pinus Pinea suele crecer en formación junto con encinas, alcornoques o pinos resineros, pero también es capaz de formar bosques puros de gran cobertura forestal. Suele ubicarse en climas suaves, crece en zonas cuya latitud van desde el nivel del mar hasta los 1000 metros de altura y su etapa de floración es entre primavera y verano.

Esta especie de pino es natural de toda la cuenca mediterránea. Su distribución incluye zonas del norte de África y el sudoeste Asiático. En la Península Ibérica, este árbol se extiende por zonas del centro y sur de España, siendo especialmente común en el litoral mediterráneo.

¿Fruto o semilla? 

Otra de las características por las que se conoce el pino piñonero es por la producción de frutos. Son conocidos como piñas y poseen una forma ovalada con un tamaño aproximado de 10 a 15 centímetros de longitud.

Pino piñonero, un árbol mediterráneo

Las piñas, el fruto del Pino Piñonero

Las piñas suelen madurar al tercer año y en el interior de sus escamas, que componen su corteza, crecen los piñones. Estos están considerados en el ámbito culinario como frutos; mientras que en botánica son semillas. Y es que esta especie arbórea ha sido cultivada por sus frutos durante más de 6.000 años.

Los piñones son un complemento alimenticio de numerosos platos en nuestro gastronomía. La época ideal para su recolecta es entre los meses de noviembre y enero. Y por el contrario, la mejor estación para sembrar esta especie de pino es durante la primavera.

Cabe destacar que España es el primer país productor de piñones a nivel mundial. A este le siguen otros países de la cuenca mediterránea como son Francia, Portugal, Italia y Turquía. Sin embargo, sus frutos no son el único uso que se le da a esta especie de pino. Por ejemplo, su madera, ligera y flexible, suele emplearse para las construcciones marítimas o para la producción de carbón vegetal.