Wiki Explora
Fundación Aquae > La temperatura de nuestro hemisferio acaba de alcanzar un hito aterrador

La temperatura de nuestro hemisferio acaba de alcanzar un hito aterrador

Compartir en



Imagen: Un análisis diario de la temperatura media global muestra que alrededor del 1 de marzo de 2016 el hemisferio norte superó en 2 grados centígrados el nivel preindustrial*. Ryan Maue/Weatherbell Analytics

Actualización de 3 de marzo de 2016:
Desde la publicación de este artículo la ola de calor ha continuado. A partir del jueves por la mañana, parece que las temperaturas medias en el hemisferio norte han traspasado la marca "normal" de 2 grados centígrados por primera vez en la historia. * Esa marca ha sido durante mucho tiempo sostenida (un tanto arbitrariamente) como el punto a partir del cual el cambio climático puede comenzar a ser “peligroso” para la humanidad. Ya hemos llegado - aunque muy brevemente- mucho más rápido de lo previsto.  El cambio climático merece nuestra mayor atención posible.



Imagen: Las temperaturas globales alcanzaron un nuevo récord absoluto en febrero, rompiendo el récord anterior establecido el mes pasado en medio de un muy intenso El Niño. Ryan Maue/Weatherbell Analytics.

Artículo original:
1 marzo de 2016: Ya tenemos los datos preliminares de febrero sobre la temperatura de nuestro planeta y lo dejan muy claro: el calentamiento global avanza imparable.

Hay  docenas de conjuntos de datos sobre la temperatura global, y por lo  general yo (y mis colegas periodistas climáticos) esperan hasta que los  oficiales sean publicados a mediados del mes siguiente para anunciar un  mes cálido de récord a nivel mundial. Sin embargo, los datos de este mes  son tan extraordinarios que no hay necesidad de esperar: February borra  el récord histórico de temperatura global recién establecido el mes  pasado.

Utilizando los datos no oficiales y ajustando para diferentes temperaturas de referencia, parece que febrero de 2016 ha sido probablemente entre 1.15 y 1.4 grados más cálido que la media a largo plazo, y alrededor de 0.2 grados por encima del último mes; lo suficiente como para superar el mes por encima de la media jamás medido. (Ya que el mundo ya se había calentado unos 0.45 grados por encima de los niveles pre-industriales durante los años 1981-2010, que los meteorólogos usan como referencia, esa cantidad se ha añadido a los datos dados a conocer hoy.)

Hay que tener en cuenta que para superar el primer grado centígrado nos ha llevado desde los albores de la era industrial hasta octubre pasado, y hemos superado los siguientes 0.4 grados más en los últimos cinco meses tan sólo. Incluso teniendo en cuenta el margen de error asociado a estos datos preliminares, eso significa que es prácticamente seguro que febrero superó fácilmente el récord establecido el mes pasado para el mes más anormalmente cálido jamás registrado. Eso es impresionante.

También significa que para muchas partes del planeta, básicamente no ha habido invierno. En algunas partes del Ártico ha hecho más de 16 grados centígrados (29 grados Fahrenheit) más de lo "normal" para el mes de febrero, con unos pocos grados por encima de cero, a la par de los niveles típicos de junio, que es típicamente el mes más frío del año. En los Estados Unidos, el invierno ha sido de récord de calor en todas ciudades de costa a costa. En Europa y Asia, decenas de países superaron o igualaron sus récords de temperatura históricos de febrero. En los trópicos, el récord de calor está prolongando el episodio de blanqueamiento de corales de mayor duración nunca visto.

El asentamiento permanente más septentrional, el archipiélago de Svalbard, de Noruega, tiene un promedio de 10 grados centígrados (18 grados Fahrenheit) por encima de lo normal en este invierno, con temperaturas subiendo por encima del punto de congelación casi una veintena de días desde el 1 de diciembre. Ese tipo de clima extremadamente inusual ha provocado un récord de baja máxima en el hielo marino del Ártico, especialmente en la zona del mar de Barents al norte de Europa.

Los datos de febrero son tan abrumadores que incluso prominentes escépticos del cambio climático ya han acogido el nuevo récord. En su blog, el ex-científico de la NASA Roy Spencer escribe que de acuerdo a los registros de satélite -la fuente de datos preferida por los escépticos del clima por una serie de razones- de febrero de 2016 contó con anomalías de temperaturas "gigantes", especialmente en el Ártico. Estimulado por la incredulidad, Spencer también contrastó sus datos con otros publicados hoy y dijo que el solapamiento es "casi mejor imposible." Hablando con el Washington Post, Spencer dijo que los datos de febrero demuestran que "ha habido calentamiento. La pregunta es cuánto calentamiento se ha producido”.

Por supuesto, todo esto ocurre en un contexto histórico del récord de El Niño, que tiende a aumentar la temperatura global de hasta seis u ocho meses más allá de su máximo invernal, principalmente porque se necesita ese tiempo para que el exceso de calor se filtre por todo el planeta desde el Océano Pacífico tropical. Pero El Niño no es el único responsable de los números absurdos que estamos viendo. La influencia de El Niño en el Ártico todavía no es bien conocida, y probablemente es pequeña. De hecho, la influencia de El Niño en la temperatura global en su conjunto es probablemente pequeña, del orden de 0,1 grados centígrados o menos.

Así que lo que realmente está sucediendo ahora es la liberación de casi dos décadas de energía acumulada por el calentamiento global que ha sido almacenada en los océanos desde el último fenómeno El Niño importante, en 1998.

Números como estos indica un cambio radical climático en nuestro planeta. Peter Gleick, un científico del clima en el Pacific Institute en Oakland de California, dijo que es difícil comparar el pico de temperatura actual: "Las viejas suposiciones acerca de lo que era normal han desaparecido. La antigua normalidad se ha ido".

Casi de la noche a la mañana, el mundo se ha salido del alcance de los objetivos climáticos negociados en el pasado diciembre en París. Allí, los pequeños estados insulares en primera línea del cambio climático, establecieron no traspasar la línea de superar los 1.5 grados centígrados para el año 2100, y ese límite fue acogido por la comunidad internacional. A este paso podemos llegar a ese nivel por primera vez -aunque de forma breve- a finales de este año. De hecho, en la escala diaria, es probable que ya hayamos llegado. Ahora podíamos estar justo en el corazón de una década o más de un arrebato de calentamiento global, que podría dar inicio a una serie de puntos de inflexión, con implicaciones de largo alcance en nuestra especie y la de muchas otras que comparten con nosotros el planeta.

* Corrección del 4 de marzo de 2016: Debido a un error de datos en Weatherbell Analytics, el gráfico añadido en la actualización de marzo de 3 a este post mostró que en los últimos días, la temperatura había alcanzado aproximadamente 2.5 grados centígrados por encima de los niveles pre-industriales. El gráfico ha sido reemplazado por una versión actualizada que muestra un pico de temperatura menos dramática, a unos 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, aunque sigue siendo superior a 2 grados centígrados cuando se mide desde los niveles pre-industriales. Este pico se ha reproducido en un conjunto de datos por separado, por lo que sigue siendo alto el grado de confianza en que el nivel de 2 grados ha sido superado.

Ver también:

¿Sabes cuáles son las ocho evidencias científicas sobre el cambio climático?
La temperatura del planeta puede subir hasta 6 grados en el 2050
La temperatura de la superficie marina hoy es tan alta como en la última glaciación, hace 130.000 años

Compartir en