×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Nuevo máximo histórico en la concentración de GEI

Las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI) alcanzaron nuevos máximos en 2018, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). La última vez que la Tierra mostró una concentración similar de CO2 fue hace millones de años.

El informe de la Organización Metereológica Mundial (OMM) analiza las concentraciones de gases que se calientan en la atmósfera en lugar de solo las emisiones. La diferencia se encuentra en que las emisiones se refieren a la cantidad de gases que suben a la atmósfera por el uso de combustibles fósiles.

En cambio, la concentración incluye aquellos gases que quedan en el aire tras la compleja serie de interacciones entre la atmósfera, los océanos, los bosques y la tierra: aproximadamente, una cuarta parte de todas las emisiones de carbono son absorbidas por los mares, mientras que una cantidad similar lo hacen la tierra y los árboles.

La OMM, utilizando datos de estaciones de monitoreo en el Ártico y en otros puntos del mundo, ha concluido que en 2018 las concentraciones de CO2 alcanzaron las 407.8 partes por millón (ppm), en comparación con las 405.5ppm del año anterior. Y que desde 1990 ha habido un incremento del 43% en el efecto de calentamiento del clima de los gases de efecto invernadero de larga duración.

Un aumento que fue superior al promedio de los últimos diez años, y es del 147% por encima del nivel "preindustrial" en 1750.

El metano y el óxido nitroso también aumentan

Además del CO2, la OMM también registra las concentraciones de otros gases que se calientan, incluidos el metano y el óxido nitroso. Alrededor del 40% del metano emitido al aire proviene de fuentes naturales, como los humedales, con un 60% de actividades humanas, incluida la ganadería, el cultivo de arroz y los vertederos.

El metano se encuentra ahora en el 259% del nivel preindustrial y el aumento observado durante el año pasado fue más alto que la tasa anual anterior y el promedio de los últimos 10 años.

Por su parte, el óxido nitroso se emite de fuentes naturales y humanas, incluidos los océanos y el uso de fertilizantes en la agricultura. Según el informe de la OMM, ahora está en el 123% de los niveles que existían en 1750.

En conjunto, el aumento del año pasado en las concentraciones de gas, que también puede dañar la capa de ozono, fue mayor que los doces meses anteriores y mayor que el promedio de la última década.

Lejos de los objetivos de París

"No hay signos de una desaceleración, y mucho menos de una disminución, en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a pesar de todos los compromisos del Acuerdo de París sobre el cambio climático", ha declarado la secretaria general de la OMM, Petteri Taalas, quien añadió la necesidad de “traducir los compromisos en acciones y aumentar el nivel de ambición por el bienestar futuro de la humanidad", agregó.

Así mismo, Taalas recuerda que "la última vez que la Tierra experimentó una concentración comparable de CO2 fue hace 3-5 millones de años. En aquel entonces, la temperatura era 2-3ºC más cálida y el nivel del mar era de 10-20 metros más alto que ahora.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente informará en breve sobre la brecha existente entre las medidas que los países están tomando para reducir el carbono y lo que debe hacerse para mantenerse por debajo de los objetivos de temperatura acordados en el pacto climático de París.

Este estudio llega apenas una semana antes de que empiece en Madrid la COP25, la ronda anual de conversaciones internacionales sobre el cambio climático.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de "Política de cookies".

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: