Los ríos, fuente de plásticos hacia el mar

Un estudio publicado en 2017 mostraba que 10 ríos eran la fuente de entre el 88% y el 95% del total de los desechos plásticos transportados por los ríos a océanos. Pero los ríos no son la fuente principal de todo el plástico en las aguas oceánicas. El resto proviene de la basura arrojada directamente al mar, los desechos abandonados en la playa o de la actividad pesquera y marina.

.En 2017, Christian Schmidt y otros científicos del Centro Helmholtz de Investigación Ambiental (UFZ), en Alemania, publicaron un estudio titulado “Exportación de desechos plásticos por ríos al mar”. En él se afirmaba que entre el 88% y el 95% del total de los desechos fluviales transportados por 1.350 ríos de todo el mundo provienen de solo 10 ríos. Con este artículo demostraron la gran problemática de la contaminación de plástico en el mar que proviene de los ríos. También, nos sirve para comprender el porqué de la presencia de microplásticos en el mar.

Los ríos más contaminados del mundo

Esos 10 ríos que son fuente de la mayor parte de los plásticos en el mar se encuentran en Asia y África, y son:

  • Ganges
  • Indo
  • Yangzé
  • Río Amarillo
  • Amur
  • Hai
  • Río de las Perlas
  • Mekong
  • Nilo
  • Níger

¿Cuánto plástico y basura hay en los ríos?

Estos ríos son responsables, por tanto, de un alto porcentaje de los plásticos en el mar y de los desechos fluviales que llegan a los océanos, y cuya cantidad resulta muy complicada de medir, aunque se estima que alrededor de 8 millones de toneladas de basura llegan a los océanos al año por diferentes fuentes; siendo los ríos la vía más común para ello. Según The Ocean Cleanup, en 2017, los ríos de todo el mundo transportaron entre 1,15 y 2,41 millones de toneladas de residuos plásticos a los océanos. La ONU estima que el 80% de la basura plástica procede de la tierra, mientras que el restante 20% viene de fuentes marinas, como redes y aparejos abandonados, por ejemplo.

Gran parte de estos plásticos en el mar terminan degradándose en su contacto con el agua, el sol y las bacterias, convirtiéndose en microplásticos que son muy complicados de rastrear. Pero sí se calcula que alrededor de 100.000 especies marinas mueren cada año por ingestión de esos microplásticos. Otros, sin embargo, quedan intactos durante muchos años y algunas especies marinas los confunden con alimentos, produciendo intoxicaciones o muertes.

El problema de los microplásticos

Además de la problemática de cuánto plástico hay en los ríos, la alarmante propagación de los microplásticos se ha convertido en un problema que ya no puede ignorarse. Los microplásticos son plásticos que miden cinco milímetros o menos y se forman cuando piezas de plástico más grandes, como bolsas de la compra o botellas, se desintegran en piezas más pequeñas. Debido a su pequeño tamaño, el problema de los microplásticos puede verse como secundario al problema “mayor” de las bolsas de plástico y otros productos plásticos que contaminan el medio ambiente, pero no hay forma de escapar de él. Desde nuestra agua potable hasta el aire que respiramos y desde la Fosa de las Marianas hasta la Antártida, los microplásticos están literalmente en todas partes. El problema de los microplásticos nos recuerda también las ramificaciones de la problemática de la contaminación de plástico en el mar.

Contaminación en el río Umgeni

Un ejemplo de cómo esos desechos pueden acabar en el mar se encuentra en las costas de Durban, la tercera ciudad de Sudáfrica, bañada por el mar Índico. Debido a las fuertes tormentas, el caudal del río Umgeni, que desemboca en el mar en Durban, transportó una enorme cantidad de residuos. Se trata de un problema que surge cuando se producen grandes y fuertes tormentas, las cuales aumentan el caudal del río. En varias ocasiones, se ha tenido que limpiar al quedar cubierta de botellas y otros desperdicios plásticos. Incluso se han llegado a cerrar por insalubridad las playas. Hechos como estos nos recuerdan los efectos y los problemas derivados de cuánto plástico hay en los ríos.

A pesar de que. cuando sucede, se llevan a cabo actividades de limpieza por parte de las autoridades y de voluntarios, cada vez que las tormentas azotan la zona, vuelve a ocasionar el vertido masivo de desechos que contaminan el río Umgeni. Un problema que tiene su base en los habitantes de la zona, quienes siguen contaminando la cuenca fluvial. La contaminación de plástico en el mar y los ríos es una de las grandes problemáticas a la que se enfrentan los seres humanos.