Historias del cambio

Una docencia comprometida con la igualdad de género

El talento no tiene género. Sin embargo, la falta de referentes femeninos en el ámbito de las STEM ha provocado que muchas niñas crezcan con la idea de que las ciencias no son para ellas por el simple hecho de ser mujer. Es por eso que Aquae STEM se ha marcado como objetivo incentivar el interés de las niñas hacia las vocaciones científicas y tecnológicas. Cincuenta colegios ya se han sumado a la iniciativa, y uno de ellos es la Ecoescuela CEIP San Ignacio en donde Aquae STEM está presente de la mano de Hidralia.

En este artículo, José Luis Romero, profesor de este centro educativo, comparte su reflexión sobre el desarrollo de este programa en las aulas de primaria y, a través de su experiencia, anima a otros centros a sumarse a esta iniciativa:

“Desde 2005, la Ecoescuela CEIP San Ignacio desarrolla, como línea prioritaria, un programa de igualdad que se concreta, cada curso, en un programa de actividades para las distintas etapas y niveles, con el alumnado, sus familias, los profesores y el personal del centro.

En este sentido, una de las primeras reflexiones y compromisos que adquirimos, desde el CEIP San Ignacio, fue el empleo de un lenguaje no sexista en las comunicaciones del centro. Asimismo, queremos profundizar en el concepto de Igualdad de género entendido, según la UNESCO, como “la igualdad  de derechos, responsabilidades y oportunidades de mujeres y hombres, y niñas y niños. La igualdad no significa que las mujeres y los hombres sean lo mismo, sino que los derechos, responsabilidades y oportunidades no dependen del sexo con el que nacieron”.

José Luis Romero, profesor del centro educativo donde se implanta Aquae STEM reflexiona sobre la importancia del programa

A través de nuestra labor educativa, pretendemos identificar la desigualdad y la repercusión de los estereotipos de género, recapacitar sobre la importancia de la coeducación, motivando a los niños y niñas a valorar las tareas domésticas como necesarias para la “vida cotidiana”, pero que no cosifiquen a la mujer y al hombre en el reparto y distribución de responsabilidades.

En la Ecoescuela CEIP San Ignacio realizamos, conjuntamente con otros colegios del barrio, el proyecto intercentros Escuela Espacio de Paz con el cual abordamos los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU ha propuesto lograr para el año 2030. El objetivo es construir un planeta mejor para todas las personas. La Agenda 2030, dedica su objetivo nº 5 a la consecución de la igualdad de género, con el fin de no dejar a nadie atrás.

Para todo esto, nuestro centro educativo viene desarrollando igualmente acciones concretas dentro del Pacto de Estado contra la violencia de género, con el que se encuentra comprometido, mediante la implementación de programas específicos de formación para los profesores y la realización de talleres para el alumnado y las familias.

Los profesores, clave en materia de igualdad de género 

En concreto, y en coherencia con las líneas estratégicas recogidas en el II Plan de Igualdad de Género en Educación 2016/2021, vamos incorporando, de forma integrada y transversal, la perspectiva de género en nuestro proyecto educativo.

Todo esto lo hacemos realizando acciones de sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa en materia de igualdad de género, coeducación y prevención de la violencia de género. Precisamente aquí es donde enmarcamos nuestra participación en el programa Aquae STEM, proyecto que en Andalucía desarrollan Fundación Aquae e Hidralia.

Con Aquae STEM, nuestro centro educativo pretende fomentar las carreras científicas entre las alumnas. Se trata de una iniciativa que ha sido acogida con mucho entusiasmo, por ser una forma diferente y divertida de tratar contenidos y conceptos que normalmente se tratan de forma teórica y en un plano menos lúdico.

Uno de los aspectos que más nos ha sorprendido es la capacidad de adaptación al desarrollo del programa por parte de las alumnas, así como sus respuestas creativas, que está permitiendo el descubrimiento de “nuevos talentos” en el grupo.

El inicio del programa en 2º de primaria fue muy bien acogido. Por esta razón, decidimos ampliarlo a dos grupos más de 5º Primaria.  Además, la Comunidad Educativa lo ha valorado de manera muy positiva, algo que está facilitando un cambio en la metodología del centro tanto a la hora de abordar los contenidos de aprendizaje y las competencias clave como en la reflexión sobre el desarrollo del potencial de las alumnas en el ámbito de las familias.

Al presentar el programa de Aquae STEM, partimos de una reflexión sobre la brecha existente tanto en la continuidad como en la formación en STEM de las alumnas, y del porcentaje que, finalmente, se desarrolla profesionalmente. El objetivo de estas primeras sesiones es que cada uno de los alumnos y alumnas exprese su sentir al respecto.

Todavía hay que profundizar en los estereotipos con respecto a los perfiles profesionales, a las tareas y responsabilidades domésticas, al desarrollo personal de las vocaciones… Por eso, es necesario el desarrollo de programas de este tipo que contribuyen a fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas entre las alumnas.

Aquae STEM: un reto para las niñas de primaria 

A la luz de la experiencia que venimos viviendo ya por segundo año con la implementación del programa Aquae STEM en la Ecoescuela CEIP San Ignacio, sin lugar a dudas, aconsejaría a otros centros educativos iniciar el programa STEM. No sólo porque supone una apuesta por el desarrollo de metodologías activas, sino también por la investigación en su proceso íntegro, permitiendo partir de la predicción, el planteamiento de hipótesis, la realización de pruebas, aprender del ensayo y error, plantear retos, y todo ello, desde el trabajo en equipo, fomentando las respuestas creativas y la búsqueda de soluciones distintas a un mismo problema, donde las protagonistas son las alumnas.

Este año, dentro del programa Aquae STEM, se están realizando encuentros virtuales y formativos para el profesorado participante, dentro de la metodología Lego Education.

José Luis Romero, profesor delEcoescuela CEIP San Ignacio, reflexiona sobre la importancia del programa

Gracias a que este proyecto cuenta con un proceso de certificaciones, los profesores podemos profundizar en el programa y en su metodología de trabajo, así como participar junto a otros docentes del proyecto, intercambiando ideas y formas de abordar el desarrollo del proyecto en el día a día. Agradecer especialmente la implicación, el apoyo y el seguimiento del equipo del programa.

Como profesor, participar en el proyecto me está permitiendo hacer una revisión de mi planteamiento como educador, valorando lo importante de la “educación a fuego lento”, respetando los procesos de búsqueda del propio alumnado como verdadero artífice de su aprendizaje, donde el objetivo es conseguir aprendizajes significativos, que nazcan de sus intereses y necesidades, partiendo de lo manipulativo y lo concreto.

Por último, quisiera concluir con una reflexión sobre lo importante y necesario que es abordar y comprometerse con acciones concretas en torno a la igualdad de género. Es necesario dar visibilidad a la brecha que existe en este ámbito, motivo que justifica la participación de la Ecoescuela CEIP San Ignacio en el programa.

Gracias a Fundación Aquae e Hidralia por vuestra valiosa aportación.

La Ecoescuela CEIP San Ignacio es solo un ejemplo de que es posible romper con las barreras de género para que las niñas se interesen por las ciencias . Y los profesores son una de las piezas fundamentales para conseguirlo. Son ellos quienes, con su trabajo y esfuerzo, ponen en marcha acciones que ayudan a motivar el interés de las más jóvenes hacia las vocaciones científicas y tecnológicas.