¿Qué es la potomanía? Causas de la adicción al agua

Existe un trastorno relacionado con la ingesta descontrolada de agua y otros líquidos. La adicción al agua se conoce formalmente como potomanía y es una patología con graves consecuencias para la salud. Te explicamos qué es, cuáles son sus síntomas y sus principales causas.

Qué es la potomanía

El término potomanía proviene de la combinación de dos palabras latinas: potos (bebida) y manía. Es un trastorno alimentario no especificado (TANE) que se define como el deseo de beber grandes cantidades de líquido, generalmente agua, de manera compulsiva y sin que exista una sensación previa de sed. La adicción al agua también se conoce como polidipsia psicogénica.

Todos sabemos que beber agua aporta muchos beneficios para la salud, pero su ingesta excesiva puede convertirse en un problema. No obstante, la potomanía no es la causa del consumo desmedido de agua, sino su consecuencia. Quienes sufren potomanía pueden llegar a ingerir entre 8 y 15 litros de agua al día y obtienen una sensación placentera al hacerlo, por lo que puede clasificarse como una adicción.

Equilibrio hídrico

Para entender los efectos de la potomanía sobre el cuerpo, debemos entender el papel que cumple el agua para el cuerpo humano. El agua se distribuye en el organismo humano de manera intracelular y extracelular. El primero representa alrededor del 55% del agua corporal total. El agua extracelular es la parte acuosa de los líquidos extracelulares, el líquido intersticial y el plasma, y también forma parte de los sólidos extracelulares (dermis, colágeno, tendones, esqueleto, entre otros). El agua intracelular ocupa alrededor del 20% del total, del cual el 8% aproximadamente se encuentra en la sangre.

En condiciones normales de salud, la cantidad de agua que necesita el organismo está condicionada por la necesidad de que los líquidos corporales tengan el volumen y la concentración precisos para asegurar las funciones biológicas. El agua es, por lo tanto, vital para el desarrollo correcto de las funciones vitales del cuerpo humano.

 

que es la potomanía

 

El agua se absorbe en el organismo por el aparato digestivo y los riñones se encargan de eliminar el exceso como parte de la orina. La concentración de agua está equilibrada cuando se compensan las pérdidas diarias y, para ello, las personas sanas, con un funcionamiento normal de los riñones y que no tengan una sudoración excesiva, deben beber entre uno y dos litros de líquido diarios. De esta manera, se consigue mantener en equilibrio el volumen sanguíneo y la concentración de las sales minerales disueltas (electrólitos) en la sangre. En este sentido, se entiende la potomanía como la ingesta excesiva de agua por parte de quienes la padecen y sus efectos alteran el funcionamiento orgánico del cuerpo.

Causas de la potomanía o adicción al agua

El desequilibrio psiquiátrico suele ser la causa más frecuente de la potomanía. De hecho, parece estar estrechamente ligada con desórdenes alimentarios como la anorexia o la vigorexia. En particular se puede relacionar con la llamada anorexia nerviosa; las personas que sufren este trastorno ingieren agua para obtener saciedad o para aumentar el peso en un momento determinado.

La potomanía puede relacionarse también con desordenes de la personalidad y otros relacionados con problemas psicológicos como la ortorexia, la esquizofrenia o cuadros delirantes.

La región cerebral es la responsable de que se mantenga la cantidad de agua necesaria para el organismo

En algunos casos se pueden encontrar las causas de la potomanía en una alteración en el mecanismo de funcionamiento del hipotálamo. Esta es la región cerebral que, entre otras funciones, es responsable de que se mantenga la cantidad de agua necesaria para el organismo y de advertir de la falta de líquido emitiendo la señal de la sed. Una alteración en el mecanismo de funcionamiento del hipotálamo podría provocar episodios de potomanía neurológica.

Otras causas de la potomanía se pueden encontrar en enfermedades renales crónicas, desórdenes orgánicos, patologías hormonales o en la diabetes mellitus, que suele tener tres síntomas: la polidipsia –exceso de sed-, la poliuria– exceso de orina- y la polifagia exceso de hambre.

Por último, la potomanía se puede producir por el consumo de ciertos medicamentos (antiinflamatorios, diuréticos y litio) que provocan exceso de sed.