Innovación

Makers en acción

Buscar y encontrar respuestas a los desafíos que nos plantea el mundo actual ha inspirado a centenares de personas que quieren un mundo mejor en el que las oportunidades que ofrecen la globalización y las nuevas tecnologías sean aprovechadas para generar iniciativas innovadoras y sostenibles. Son los nuevos makers, jóvenes con talento que lo ponen a disposición de los demás para mejorar la sociedad. Aquí van algunos ejemplos:

Una incubadora para África por menos de 300 euros

Un buen ejemplo de estos makers es Alejandro Escario, un joven de 26 años, que con su proyecto para fabricar incubadoras de bajo coste consiguió el premio «Best Medical Project» de los GLOBAL FAB AWARDS 2015 organizado por el Center for Bits and Atoms del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Cuando Alejandro Escario terminó la carrera, una doble ingeniería en informática y telecomunicaciones, encontró trabajo en un banco, pero no era feliz. Decidió estudiar un máster de ingeniería biomédica, a la vez que hacía un curso de fabricación tecnológica. Con los conocimientos aprendidos, tanto en el máster como en el curso, Escario ha creado una incubadora con materiales de bajo coste para países con pocos recursos, como Sierra Leona o Benín, en África.

Una incubadora industrial cuesta entre 6.000 y 60.000 euros, mientras que la que ha diseñado Escario, se puede fabricar por menos de 300. Además, se puede construir con fresadoras CNC (Control Decimal Numérico) e impresión 3D y los planos para realizarla están disponibles libremente en Internet.

Otra de las ventajas del diseño de Escario es que es fácilmente reparable en destino, lo que propicia que pueda seguir utilizándose y evitando que, como ocurre con mucho material sanitario que se dona a países en desarrollo, no se convierta en inútil si necesita una reparación para la que allí no existen piezas.

Emocionar, diseñar e innovar, pero que lo hagan los niños

EMOsilla (de las palabras emoción y silla) es una iniciativa creada por el equipo Fab Lat Kids de la Red Latinoamericana de Fab Labs (FAB LAT) que fue elegida entre 79 proyectos como ganadora los Global Fab Lab Awards en Boston.

El proyecto EMOsilla tiene la finalidad de sensibilizar a los niños respecto a sus emociones para luego plasmarlas gráficamente en una expresión facial -o caritas- sobre papel y que traducirán a un dibujo digital.

Posteriormente, el dibujo es grabado en el respaldo de una silla a través de máquinas controladas por computadora (CNC). Al final del taller, cada participante se lleva gratuitamente su silla personalizada, habiendo aprendido el proceso de digitalización de imágenes, corte en una máquina CNC y comprendiendo que tiene la capacidad de crear cualquier cosa.

Jóvenes creando por sí mismos objetos con uso social

Young Social Makers es una iniciativa en la que un grupo de jóvenes de entre 15 y 25 años, provenientes de escuelas de FP o de diseño, reciben formación en las técnicas de diseño 3D industrial para fabricar, de manera colaborativa, objetos de apoyo reales, como una silla de ruedas, una silla postural o un bipedestador.

El programa enseña a estos jóvenes a utilizar las herramientas habituales de los fablabs: cortadoras láser, impresoras 3D, fresas de control numérico y otras. Los objetos son realizados con las indicaciones de terapeutas ocupacionales y hechos a la medida de personas concretas que podrán utilizar estos prototipos y juzgar su nivel de eficacia.

Documental sobre el proyecto

Gracias a la unión de la cultura maker, la auto fabricación de objetos, la potencialidad formativa de los fablabs y el conocimiento de los formadores y terapeutas, los jóvenes participantes acceden a un taller productivo, colaborativo y social, que puede constituir una oportunidad de futuro, un complemento en su formación en diseño o en FP y que les hará conscientes de las necesidades de productos diferentes que se fabrican para personas con necesidades diferentes.

Difundiendo el movimiento maker y la innovación

La existencia de este tipo de iniciativas innovadoras motivaron a la Fundación Aquae a introducir el movimiento maker como una de las temáticas de trabajo de los Talent Hub, un espacio de encuentro y reflexión que recorre España con dos objetivos concretos. El primer objetivo es crear una comunidad con los participantes que asistan a los encuentros de jóvenes innovadores, emprendedores e inquietos; y el segundo, establecer una red de comunicación entre los asistentes y los usuarios web que permita compartir ideas y proyectos de gente innovadora y con talento.

Talent Hub tiene un formato común: una jornada dividida en un taller y una master class, que ya ha recalado en Elche, Murcia y Málaga y que pronto visitará, Santiago de Compostela, Pontevedra, Sevilla, Huelva, Orense o Granada.

Entre los ponentes figuran expertos en innovación como Santiago Roncagliolo, escritor comprometido con el desarrollo en la Amazonía; Ana Sáenz de Miera, directora en España de Ashoka, la mayor red global de emprendedores sociales innovadores; Valerie Miles, editora de la revista Granta en español; y Cecilia Tham, impulsora del movimiento maker en Barcelona, y que será la ponente del próximo encuentro de Talent Hub, que se celebrará el 5 de mayo en Santiago de Compostela.

Los talleres están liderados por Irene Lapuente, fundadora de La Mandarina de Newton, una empresa que une ciencia y tecnología para fomentar la creatividad.