Laguna Mar Chiquita en Córdoba (Argentina)

La laguna Mar Chiquita es una laguna endorreica salina. Es el mayor lago de Argentina y el 4º lago salado más grande del mundo. Se encuentra en el noreste de la provincia de Córdoba (Argentina), y tiene una variedad de especies animales que la convierten en un lugar único en el mundo.

También conocida como Mar de Ansenuza, la laguna Mar Chiquita se sitúa en la provincia argentina de Córdoba. Se trata de una cuenca endorreica, es decir, un área en la que el agua no tiene salida fluvial hacia el océano, con un alto porcentaje de salinidad. Además, es el cuarto lago salado más largo del mundo, después del Mar Caspio (entre Europa y Asia), el Mar de Aral (entre Kazajistán y Uzbekistán) y el lago Baljash (Kazajistán). Antes de ahondar en las características de la laguna Mar Chiquita, vamos a centrarnos en definir qué es y qué tipo de biodiversidad habita en una cuenca endorreica.

¿Qué es una cuenca endorreica?

Una cuenca endorreica es un área en la que el agua no tiene salida fluvial hacia el océano. Las precipitaciones que caigan en una cuenca endorreica permanecen allí, y solo por infiltración o evaporación. Como resultado de este proceso, se produce una elevada concentración de sales. En las cuencas endorreicas, donde la evaporación está por encima de la alimentación, los lagos salados desaparecen y como consecuencia se forman salares. Otro término utilizado para definirlas es sistemas de drenaje interno.

Las cuencas endorreicas pueden generarse en cualquier tipo de clima, pero la realidad es que resultan más comunes en zonas cálidas desérticas. Por otro lado, cualquier lago situado bajo el nivel del mar, como el mar Caspio, tiene que ser endorreico y drenar una cuenca hidrográfica endorreica. Ahora que conoces más en detalle en qué consiste una cuenca endorreica, podemos hablar en detalle de la laguna Mar Chiquita, un elemento fundamental del patrimonio natural de Argentina.

La laguna Mar Chiquita

La superficie de la laguna Mar Chiquita es muy variable. Los registros fluctúan entre los 6.000 km² y los 1.984 km². Del mismo modo, su salinidad varía entre 25 g/l y un máximo registrado en 1915 de 360 g/l –la salinidad media del mar es de 35 g/l–. Ambas medidas dependen fundamentalmente de los aportes fluviales. La Mar Chiquita es el centro de una cuenca endorreica cuyos principales afluentes son el ríos Dulce, el río Primero o Suquía y el río Segundo o Xanaes. Otro aporte de aguas importante es subterráneo ya que la laguna es una afloración del acuífero Guaraní.

Sus afluentes forman unos importantes humedales, conocidos localmente como “bañados”, con una superficie de casi 10.000 km². Los humedales más importantes se ubican en la zona norte de la laguna, llamada Bañados del Petri.

Gran abundancia de fauna y flora

De esta manera, la biodiversidad que forma parte del ciclo de vida de la laguna Mar Chiquita se considera como única. De hecho, existe un registro de 329 especies de aves –de las cuales 142 se relacionan especialmente con ambientes acuáticos–, 35 especies diferentes de reptiles, 16 de anfibios –fundamentalmente ranas y sapos– y un indefinido de mamíferos. Entre estos últimos, las especies más comunes son el coipo o nutria, los zorros, los hurones, las comadrejas y el puma. 

En cuanto a la presencia de peces, la laguna Mar Chiquita es conocida mundialmente por sus lenguados. Estos preciados peces tienen un peso que puede variar de los 2 a los 10 kilogramos. También son características de este lago endorreico las lisas, las corvinas negras y los pejerreyes. Estos últimos parecían haber desaparecido como consecuencia del aumento de la salinidad del agua que se produjo en el año 2009.

Sin embargo, hay indicios de que su población ha aumentado en los últimos años. Esto es posible gracias al hecho de que el único tipo de pesca que allí se puede practicar es la deportiva. Sin lugar a dudas, la laguna Mar Chiquita es un ejemplo de la gran cantidad de biodiversidad que habita en una cuenca endorreica.