Campus logo
Aquae

DANA o Gota fría: ¿por qué se produce y qué se puede hacer?

Jorge Olcina, experto de la Universidad de Alicante, nos explica qué es la DANA o gota fría, cuáles son las regiones de riesgo en España, como, por ejemplo, la Vega Baja alicantina y la importancia de desarrollar políticas de adaptación al cambio climático para una mejor gestión.

En septiembre de 2019, la gota fría, también conocida como DANA, afectó gravemente la Vega Baja alicantina, con  fuertes precipitaciones e inundaciones. La huerta de la Vega Baja se encuentra al sur de Alicante.

Varias carreteras tuvieron que cortarse por la acumulación de agua, sobre todo en la costa, y un túnel de la AP-7  se vio gravemente inundado. En total, en la Vega Baja alicantina cayeron entre 40 y 90 litros por metro cuadrado en 24 horas. Durante la noche se llegaron a alcanzar, los 20 litros por metro cuadrado en una hora en algunos municipios.

Jorge Olcina, catedrático de Análisis Geográfico Regional en la Universidad de Alicante, nos explica en esta entrevista por qué ocurre este fenómeno. También comenta qué posibles soluciones puede haber, qué otras zonas de España son vulnerables y cuáles son los países referencia en la gestión de este tema.

Gota Fría vs DANA

“Gota fría” es un término utilizado en España para describir una caída repentina de las temperaturas a lo largo de la costa este provocada por la llegada de aire polar muy frío. Jorge Olcina comenta que, recientemente, a la gota fría se le ha empezado a llamar técnicamente DANA (depresión aislada en niveles altos).

Jorge preconiza que se le siga llamando “gota fría” a este fenómeno ya que es el término que la población conoce. En caso de alertas, es mucho más seguro y útil seguir utilizando el término “gota fría”.

Otros expertos como creen que el término DANA es más acertado y realista que el de “gota fría”. “Somos conscientes de que “la gota fría” es parte de la terminología popular, difícilmente desterrable del lenguaje coloquial. Sepamos, al menos, emplear este concepto correctamente, desde el punto de vista meteorológico y mediático, y no como elemento potencialmente amenazador”.

¿Por qué se produce la “gota fría”?

Explicado de forma sucinta, una gota fría o DANA se debe a un embolsamiento de aire en capas altas de la atmósfera. Esta bolsa aislada es más fría que el aire que le rodea y al llegar a España se encuentra con temperaturas más cálidas en superficie. El contacto de esas masas de aire frío con el aire cálido y cargado de humedad del Mediterráneo al final del verano crea una gran diferencia de temperaturas en las diferentes capas atmosféricas lo cual crea un perfil muy inestable en la atmósfera en el cual las masas de aire ascienden con gran facilidad, se saturan de vapor de agua rápidamente y dan lugar a fuertes tormentas, precipitaciones e inundaciones muy localizadas en el tiempo y en el lugar.

Cuando hablamos de una atmósfera inestable o estable nos referimos a la diferencia térmica que hay entre una masa de aire que asciende y el entorno que le rodea.

Estas situaciones de DANA suelen ser muy peligrosas sobre todo a finales del verano y el otoño en el Mediterráneo en España. El calor y la humedad acumulados en las capas bajas choca con el frío de las capas altas, produciéndose fuertes precipitaciones e inundaciones.

Medidas de precaución ante una DANA

  • No te dejes nada en el porche: las lluvias torrenciales y las fuertes rachas de viento pueden provocar daños en los objetos del entorno de tu vivienda, ya que pueden ser arrastrados por las fuertes lluvias, viento o inundaciones y provocar accidentes.

  • Asegura las ventanas y retira las macetas: no dejes tus macetas o cualquier otro objeto que pueda caer a la calle desde la ventana y provocar un accidente. Asegura bien las ventanas para no sufrir daños en el interior.

  • No circules por tramos inundados: evita por todos los medios atravesar tramos inundados para evitar que la fuerza del agua empuje o haga flotar tu vehículo.

  • Evita las cornisas: las tormentas dan lugar a fuertes vientos por lo que si hay macetas o cualquier otro objeto en las ventanas de un edificio pueden caerse encima de ti.

  • Busca refugio: aléjate de lugares donde estés solo o haya árboles cerca. Es recomendable volver a casa o buscar un refugio si estás lejos.