El sapo corredor, el mejor aliado de los agricultores

El sapo corredor es uno de los anfibios más curiosos del mundo, por su canto, su nombre, sus hábitos... Conoce por qué se llama así, su dieta, las zonas en las que habita, por qué es un aliado de los agricultores y más sobre la vida de esta peculiar especie.

El sapo corredor (bufo calamita) es un anfibio anuro de la familia Bufonidae. Mide hasta 9cm, tiene una cabeza más ancha que larga y destacan sus ojos prominentes; su cuerpo es rechoncho, robusto y muy verrugoso, con el dorso de color verde grisáceo a marrón, y una línea media dorsal amarilla clara que lo recorre. El nombre científico del sapo corredor es epidalea calamita.

Se trata de un animal nocturno, que pasa el día bajo piedras o refugios que excava. Cuando su escondite no ha sido suficiente seguro y es atrapado, surge una de sus peculiares características: emite un grito especial, seguido por una secreción glandular repelente. Su llamativo saco bucal también le permite cantar para atraer a las hembras; de hecho, los anfibios son los cantores más antiguos de la Tierra.

¿Por qué se llama sapo corredor?

Con extremidades relativamente cortas, especialmente las posteriores, es el único anuro que no salta. En lugar de brincar o andar, se desplaza con pequeños trotes o corridas, lo que da lugar a su particular nombre.

El sapo corredor es uno de los anfibios más curiosos del mundo.

¿Qué come el sapo corredor?

También conocido como bufo calamita, su alimentación varía en los renacuajos y los adultos. Los primeros son predominantemente herbívoros, y se alimentan de algas y detritos, aunque también se los puede observar carroñeando sobre renacuajos muertos. Por su parte, los adultos son carnívoros y su dieta está compuesta de insectos -como moscas- y sus larvas, gorgojos, escorpiones, hormigas, gusanos, arañas y otros invertebrados y pequeños animales.

¿Dónde habita el sapo corredor?

Esta especie está presente en la mayor parte de la Península Ibérica. También se puede encontrar en otras zonas de Europa (desde el Reino Unido e Irlanda hasta Bielorrusia y Ucrania, pasando por Suecia, Austria y Eslovaquia).

Esto se debe a que ocupa muchos tipos de hábitats, como zonas costeras, húmedas, áridas y montañosas. Es un animal principalmente terrestre, que acude al medio acuático a reproducirse. Si bien cría sobre todo en agua dulce, también soporta condiciones salobres, especialmente en zonas litorales.

¿Cómo se reproduce el sapo corredor?

El sapo corredor, a diferencia de otros anfibios como la salamandra común, se reproduce durante prácticamente todo el año, es decir, desde las primeras lluvias hasta las últimas de noviembre. Pero es fundamental que los estanques de cría estén llenos de agua. Llegan a poner hasta 4.000 huevos y en pocos días eclosionan las larvas hasta transformarse en sapos diminutos en menos de un mes. El simple hecho de utilizar charcas temporales para la puesta puede dar al traste con los renacuajos debido a su duración imprevisible.

Las principales amenazas a las que se enfrenta son la destrucción de estas charcas temporales. Otra amenaza es la sustitución de cultivos de secano por intensivos de regadío.

Gracias a su reducido periodo larvario, el sapo corredor puede explotar aguas de escasa profundidad y distinto tamaño, como prados encharcados, puntos de agua en las cunetas o charcos. Esta especie de anfibio es una de las mejores aliadas para los agricultores ya que, al alimentarse de insectos, los elimina de las cosechas.