La salamandra común, vistosa pero venenosa

La salamandra común (Salamandra salamandra) es una especie de anfibio urodelo de la familia Salamandridae. Es el más común de los urodelos en Europa. Las glándulas que posee en el cuello están impregnadas de veneno (neurotixina). Este anfibio de hábitos nocturnos y sedentarios vive en zonas húmedas próximas a algún punto de agua.

La Salamandra salamandra, o salamandra común, es una especie de anfibio alargado y provisto de patas y cola perteneciente a la familia Salamandridae. Su piel es lisa y brillante de color negro con manchas irregulares amarillas, aunque estos colores pueden cambiar según sus hábitats.

Esta combinación significa peligro (significado aposemático), ya que, las glándulas que poseen en el cuello están impregnadas de neurotixina (veneno). Por este motivo, conviene destacar que la salamandra común es venenosa.

Sus ojos parecen dos lunas nuevas, siendo esta una de las características de la salamandra común que más llaman la atención. Además, al anfibio más terrestre le encanta caminar sobre las hojas secas mojadas como si se tratase de un cartón de lluvia.

¿Dónde vive la salamandra común?

Es el más común de los urodelos en Europa, viven en zonas húmedas y con vegetación mojada siempre cerca de un punto con agua. La salamandra común es un anfibio de hábitos nocturnos y crepusculares, que solo se dejan ver durante el día si la zona en la que se encuentran alcanza niveles altos de humedad relativa.

Se distribuye prácticamente por la totalidad del viejo continente. En la Península Ibérica, su densidad es mayor en el norte y Galicia. La salamandra común es una especie habitual de los bosques caducifolios o mixtos, así como de bosques espesos cubiertos de hojas que les permiten ocultarse bajo troncos, piedras o la maleza.

¿De qué se alimenta la salamandra común?

Adultos y larvas se alimentan de invertebrados. Mientras que los primeros lo hacen de invertebrados terrestres, los segundos se alimentan de invertebrados acuáticos. La técnica utilizada por la salamandra común para dar caza a sus presas es la siguiente: esperan a que estas pasen cerca para atraparlas con un movimiento de cabeza ejecutado a gran velocidad. En este sentido, hay que señalar que este anfibio únicamente se alimenta de animales vivos.

Gusanos, lombrices de tierra, caracoles, insectos, araneidos o gasterópodos, entre otros, componen la base de su alimentación. Por otra parte, entre sus depredadores principales podemos destacar a las nutrias.

¿Cómo se reproduce?

La salamandra común, a diferencia de otros anfibios estrictamente acuáticos como la rana común, es una especie terrestre sedentaria que solo acude al agua, en concreto a los arroyos, cuando las hembras alumbran a las larvas durante el otoño. Por tanto, su estación favorita es el otoño.

Nos encontramos ante una especie ovovivípara en la que las hembras paren larvas semidesarrolladas en el agua. Generalmente la puesta consta de unas 30 o 40 larvas. Así, estas larvas nacen en el interior del útero de la hembra, que después las alumbra en el agua. Si hubiera que destacar un momento en el que resulta sencillo observar larvas de salamandra común en el agua ese sería entre los meses de enero y febrero. Las larvas de salamandra sufren una metamorfosis (transcurrido un periodo de entre 3 y 5 meses) cuando cambian a estado adulto, estas pierden las branquias y los transforma en pulmones para poder salir del agua.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: