Campus logo
Aquae

¿Cuánta agua se necesita para producir alimentos?

La huella hídrica es el valor que nos indica la cantidad de agua que requiere la producción de cualquier cosa. En esta infografía, os enseñamos el gasto de agua que tienen ciertos alimentos. Sin duda las cifras te sroprenderán.

cuánta agua se necesita para producir alimentos y la huella hídrica

El agua que se necesita para producir alimentos muy por encima de lo que solemos pensar. Y es que a veces un acto tan sencillo comernos una bolsa de patatas, implica gran cantidad de recursos hídricos para su producción. ¿Quieres saber el gasto de agua de los alimentos?

¿Cuánta agua se necesita para producir los alimentos más típicos de nuestra cocina?

Según explica Mikel de Pablo, responsable de proyectos de Fundación Aquae, «nuestro estilo de vida determina el tamaño de nuestra huella hídrica, es decir, la cantidad de agua dulce real y virtual que usamos cotidianamente. Por ejemplo, seguir dietas sostenibles y saludables, como la mediterránea, también genera beneficios en el medio ambiente ya que la ingesta de frutas, verduras y pescado proporcionaría un gran ahorro de agua, si tenemos en cuenta que la carne, las grasas animales y los productos lácteos son los alimentos que más agua necesitan para su producción».

Si hablamos de medio kilo de mantequilla, este necesita unos 2.700 litros de recursos hídricos para su elaboración; medio kilo de queso, 2.500 litros; una hamburguesa, unos 2.400 litros; o una bolsa de patatas fritas, 185 litros.
Respecto a legumbres y cereales, el arroz es el que más agua consume: 1.700 litros para medio kilo de arroz. Para producir medio kilo de trigo se requieren 500 litros de agua; para medio kilo de maíz, 450 litros; y para medio kilo de lentejas, 25 litros. Unas aceitunas, como las que te ponen en el bar, necesita 250 litros de agua. Para una única manzana se requieren 70 litros de agua; en el caso de una naranja, 50 litros; para una patata, 25 litros; o para producir una lechuga o un tomate, 13 litros de agua.
En el grupo de las bebidas, la leche es la que sin duda más agua necesita para su producción: 1.000 litros para generar un litro de leche. 840 litros de agua para producir una jarra de café; 720 litros, para una botella de vino; 190 litros, para un vaso de zumo de manzana; 106 litros de agua para producir una simple caña de cerveza; o 35 litros para una taza de té. Por ello, también es necesario el desarrollo sostenible en el consumo de alimentos.

La producción alimentaria, un problema de recursos

La alimentación y la agricultura son dos de de las actividades que más recursos hídricos necesitan para llevarse a cabo. De hecho, se estima que la industria agroalimentaria requiere aproximadamente 100 veces más agua que la que usamos con fines personales. Para pintar un dibujo más exacto: el riego necesario para llevar a cabo las tareas de agricultura y ganadería consumen hasta el 70% del agua que se extrae de los ríos y de las reservas de agua subterránea. El 10% se utiliza con para uso doméstico y el 20% en la industria.

Por otro lado, la industria cárnica requiere una cantidad de agua mucho mayor que la de las verduras. Se estima que para producir 1 kilogramo de carne hay se necesitan entre 5.000 y 20.000 litros de agua. Contrastando estas cifras con las de la industria agraria, para producir 1 kilogramo de un cereal como el centeno se requieren entre 500 y 4.000 litros de agua.

Aunque, sorprendentemente, uno de los alimentos que más agua necesita para su producción ese el chocolate, que requiere 17.000 litros de agua para producir 1 kg del producto. Entre los alimentos que menos agua necesitan para su producción encontramos el té, la cerveza y el vino. A pesar de En comparación con la producción de carne, los alimentos vegetales requieren una cantidad de agua mucho menor. Por este motivo, es importante reducir el consumo de carne para llevar una alimentación más sostenible.