Campus logo

¿Es posible convertir el alcohol en agua?

En este experimento, el químico y youtuber Vladimir Sánchez desafía a la propia Biblia. Mientras que Jesucristo convirtió el agua en vino, en este vídeo se demuestra que es posible convertir el alcohol en agua.

Vladimir Sánchez nos enseña cómo convertir el alcohol en agua. El alcohol puede convertirse en agua de una manera relativamente fácil. El alcohol es etanol, una molécula formada por dos átomos de carbono, seis de hidrógeno y uno de oxígeno. Como cualquier molécula orgánica, cuando combustiona o se quema, se produce CO2 y agua.

Este experimento tiene una duración aproximada de dos horas y para lograr convertir el alcohol en agua lo que debemos hacer es quemar el alcohol que hará que se produzca la condensación del agua. Esto es el cambio de estado de la materia que se encuentra en forma gaseosa y pasa a forma líquida.

La cantidad de agua que obtendremos es mucho menor a la cantidad de alcohol que utilizaremos al principio del procedimiento. Esto se debe a que a lo largo del camino de la condensación hay muchas perdidas, es un proceso muy mejorable. Sin embargo, en cuanto a divulgación, es un experimento que demuestra que es posible convertir alcohol en agua.

Convertir alcohol en agua, por Vladimir Sánchez

¿Como saber si hemos convertido el alcohol en agua? 

Una características muy identificativa que nos señala que estamos condensando agua es, cuando vemos esta condensación, es decir, cuando el cristal donde hemos realizado la combustión se empaña por dentro.

Para demostrar el éxito del experimento, Vladimir disuelve sal en dos tubos de ensayo; uno que contiene alcohol, y otro que contiene el agua obtenida del experimento. La sal en el alcohol no se disuelve, queda en el fondo. Esto es porque la sal es insoluble en el alcohol. En cambio en el agua, la sal si que se disuelve y produce que la densidad del agua sea ahora mayor.

Este experimento ayuda a comprender las reacciones de condensación y combustión. Y recuerda que lo que se produce en una combustión es agua. Tras quemar un compuesto orgánico, ademas de CO2 se produce agua como tal. Y así es cómo sabemos que hemos convertido alcohol en agua.

Otras maneras de convertir el alcohol en agua

Para estos métodos vas a necesitar algo de equipamiento de laboratorio, puesto que requieren el uso de objetos como matraces para ser realizados. No obstante, si los tienes a tu alcance, puede ser una gran oportunidad para descubrir otras maneras de separar alcohol y agua.

Con un sistema cerrado para destilarlo

Para separar el alcohol del agua, también puedes crear un sistema cerrado para destilación. El sistema de destilación más simple utiliza un matraz de vidrio de fondo redondo (o matraz de ebullición), una unidad de condensación y un segundo recipiente de vidrio para el líquido separado o destilado. Se recomienda utilizar una columna fraccionada insertada entre el matraz de ebullición y la unidad de condensación para separar el alcohol y el agua.

El sistema de destilación simple requiere que los dos líquidos tengan una gran diferencia en los puntos de ebullición. El método simple utiliza menos calor y es más fácil de configurar, pero proporciona menos precisión para separar el alcohol del agua. Puedes probar este método y complementar así tu aprendizaje de cómo separar alcohol y agua.

Calentando la mezcla en un matraz

Calienta la mezcla de agua alcohólica en el matraz de fondo redondo a 80 ° C. El punto de ebullición del agua es de 100 ° C  y el punto de ebullición del alcohol es de 78 ° C. Lógicamente, el alcohol se evaporará mucho más rápido que el agua. Lo mejor es que utilices una fuente de calor cuya temperatura se pueda subir o bajar rápidamente, como una manta calefactora o un mechero Bunsen, pero pueden ser difíciles de controlar. También puedes utilizar una fuente de calefacción eléctrica o de propano estándar.

ACERCA DEL AUTOR

Vladimir Sánchez

ACERCA DEL AUTOR

Breaking Vlad

Vladimir Sánchez es químico, investigador, profesor de la URV y de Unicoos, y creador del canal de Youtube ‘Breaking Vlad’.