Campus logo
Aquae

Cascada de colores

Para este experimento necesitamos: una botella con agua, caramelos de colores, aguja e hilo.

Con el experimento de hoy, vamos a crear una cascada de colores a partir de agua, caramelos… y un poco de ciencia. El secreto está en el azúcar, y el cambio de densidad del agua. ¡Descúbrelo y experimenta!

La densidad del agua es de en torno a 1.000 kg/m3, si bien hay que aclarar que esta depende de varios factores, como la temperatura, la presión y la salinidad. Además, en disoluciones de una misma sustancia (azúcar, sal…), la densidad depende de la concentración de esta sobre el agua.

Si dos fluidos tienen densidades distintas, como en el caso de este experimento (o, por ejemplo, con el aire: el aire caliente se eleva sobre el frío), el menos denso tiende a colocarse sobre el más denso. Por eso, el agua con el azúcar de los caramelos, con mayor densidad, precipita hacia el fondo y nos deja ver esta cascada de colores.

¡Prueba tú también, y atrévete con otros experimentos!