El calamón común, el gallo marino más grande de su especie

El calamón común quizás sea el ave más asombrosa que hayamos visto en un humedal. Llaman la atención de este rálido sus patas largas y rojas como las de un centollo. Los humedales de aguas estancadas constituyen el hábitat de un ave acuática con un canto muy parecido al de la gallina común.

Su nombre científico es Porphyrio porphyrio pero el historiador valenciano Escolano lo denominó el “gallo marino”. El calamón común es una especie de ave gruiforme que pertenece a la familia de los rálidos europeos y es el más grande de su especie, pudiendo alcanzar los 50 cm de longitud. Su plumaje azul profundo contrasta con unas patas con dedos extremadamente largos y un pico rojo vivo.

Esta ave es muy ruidosa especialmente durante los crepúsculos. El canto del calamón común es un grito sonoro atrompetado muy parecido al de la gallina común, pero más ronco y grave. Sin embargo, nos encontramos ante un rálido que no sobresale por su habilidad para volar y cuando se decide a hacerlo sus desplazamientos no superan los 15 metros. Sí podemos destacar del calamón común otras capacidades, como su agilidad para trepar y subir a lo alto de los tallos.

¿Dónde vive y cual es el hábitat del gallo azul?

Son aves sedentarias que durante toda su vida apenas abandonan el lugar de cría. De hecho, sus desplazamientos más habituales son los realizados en búsqueda de un entorno más confortable para su desarrollo. El calamón común se distribuye por los humedales de Euroasia y el noroeste de África.

En la Península Ibérica esta ave acuática se encuentra fundamentalmente en las marismas del Guadalquivir y determinados enclaves del Mediterráneo como son los humedales levantinos. Podemos considerar en todos estos lugares al calamón común como un ave silvestre, aunque tuviera un pasado semidoméstico.

El calamón común, por tanto, comparte hábitat con multitud de especies. La espátula común o la cigüeñuela común son solo algunas de ellas.

Por normal general el gallo azul habita en humedales de aguas estancadas y con grandes áreas de vegetación palustre a su alrededor. A mediados del siglo pasado, el calamón común estuvo a punto de extinguirse, pero debido a una gran recuperación de sus poblaciones actualmente esta especie no está amenazada.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce el calamón común?

Quizá sea el ave más asombrosa que hayamos visto en un humedal. El gallo azul camina pisando el agua y apresa con sus uñas afiladas los tallos para alimentarse de la médula. Combina en su dieta los alimentos de origen vegetal con pequeños vertebrados e invertebrados que suele atrapar con sus patas.

El canto del calamón común también se puede escuchar coincidiendo con la época de cría. En este sentido, su ciclo reproductivo comienza en los últimos compases del invierno. La nidificación del gallo azul suele darse en los propios carrizales en los que habita, muy próximos al agua. El nido lo construyen entre el macho y la hembra, mientras que la puesta se compone habitualmente de entre 3 y 5 huevos. Transcurridos unos 25 días de incubación, los huevos eclosionan y los pollos son alimentados por ambos progenitores durante dos semanas.

A modo de curiosidad, cabe destacar que el calamón común aparece representado en los mosaicos romanos de La Alcudia.