Descubrimiento en Marte: agua líquida a -120ºC

Marte dispone de agua líquida y salada, en una región llamada Plamun Australe, una zona en la que se alcanzan -120ºC. Un descubrimiento que reabre el debate sobre si es posible que haya vida en este u otros lagos marcianos aún por descubrir.

Recientemente, investigadores italianos han anunciado que, por primera vez, se tienen pruebas de la presencia en Marte de agua líquida y salada. Se encuentra en un lago subterráneo bajo una capa de hielo. Lo sabemos gracias a los resultados del radar instalado en la sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Agua salada en estado líquido en Marte: un descubrimiento esencial

El importante descubrimiento concluye que en una región llamada Plamun Australe, localizada en la capa de hielo del polo sur de Marte, bajo kilómetro y medio de agua en estado sólido, el perfil que dibuja el radar es muy similar al de los grandes lagos de agua líquida encontrados bajo la Antártida y Groenlandia en la Tierra.


Foto: Superficie de Marte (ESA/Mars Express)

Es decir, podría haber un gran lago de agua salada de al menos 20 kilómetros de largo. En la zona se alcanzan los 120 grados centígrados bajo cero, pero bajo la superficie, el agua se encuentra en estado líquido. Esto es posible gracias a la salinidad, que sumado a la presión que ejerce la capa de hielo (aumentando la temperatura hasta los menos 30 y los menos 70 grados centígrados), impide que se congele.

Una excelente manera de conocer todos los secretos y misterios que esconde Marte es revisar el proyecto Aquaexplore de Fundación Aquae, una de cuyas entregas está íntegramente dedicada a la existencia de Agua en Marte y que puedes leer aquí.

El hallazgo reabre el debate sobre si es posible que haya vida en este u otros lagos marcianos aún por descubrir. Y es que la sonda Mars Express solo ha explorado con su radar menos del 10% del Polo Sur marciano. Aún queda mucho por conocer del Planeta Rojo.

El Santo Grial de la ciencia Contemporánea

Llegados a este punto, debemos plantearnos la pregunta de por qué la NASA está tan interesada en encontrar agua líquida en Marte. Pese a lo que a veces se comenta, no es por la posibilidad de que futuros astronautas puedan abastecerse de ella o generar combustible a partir de ella. Se trata de lo que que representa para la vida. Encontrar vida fuera de la Tierra es el Santo Grial de la ciencia contemporánea.

De momento sólo conocemos un ejemplo de biología: la de la Tierra. Y en nuestro planeta, la vida está íntimamente ligada a la presencia de agua líquida en Marte. Por lo tanto, si queremos encontrar vida fuera de la Tierra, los primeros lugares donde debemos buscar son precisamente aquellos en los que exista agua líquida. Este es el motivo por el que el lema,  el cual obviamente hace referencia al agua, que guía a la NASA en su exploración del planeta rojo es precisamente «follow the water»,…

En la actualidad la posibilidad de que haya agua en Marte y que exista vida en la superficie es prácticamente nula. En el caso de que la primera de las teorías antes mencionadas sea la correcta, un acuífero subsuperficial podría ser un excelente nicho ecológico. Estaría resguardado del frío extremo, de la baja presión atmosférica y de las radiaciones ionizantes que bombardean continuamente la superficie.

Sin embargo, unas salmueras ricas en compuestos muy reactivos, propuestas por la segunda teoría, no parecen un medio excesivamente prometedor… Pero si algo hemos aprendido estudiando los microorganismos terrestres, es que la vida es extremadamente resiliente. ¿Encontraremos algún día microorganismos vivos en el subsuelo marciano? No lo sabemos, pero lo que está claro es que la probabilidad de que esto sea así es ahora mismo un poco más alta que hace tan solo unos meses.