×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


SJWP Aquae

Ariadna González, ganadora del Stockholm Junior Water Prize

Ariadna González, estudiante de 1º de Bachillerato, con su proyecto  “Sea Energy Project. La revolución de las olas” ha sido la ganadora del certamen nacional del Stockholm Junior Water Prize, organizado por Fundación Aquae.

Un proyecto que consiste en un dispositivo que obtiene energía “limpia” gracias al movimiento de las olas.

Una boya que obtiene energía “limpia”

Ariadna ha desarrollado un prototipo basado en un mecanismo que modifica los actuales sistemas basados en boyas con un solo apoyo que monitorizan el movimiento vertical de las olas. En palabras de Ariadna, “este único apoyo reduce su eficiencia; por eso, he diseñado un sistema con tres puntos de anclaje equidistantes en un ángulo de 120ª que, de manera independiente, pueden generar electricidad, gracias al movimiento vertical de cada uno de ellos”.

Gracias a este dispositivo, en condiciones controladas, han podido obtener 18 voltios de potencial, los cuales permiten encender una pantalla LED al convertir la energía eléctrica alterna en continúa a partir de un sistema de puentes de diodos. Un primer paso antes de “probarlo en un simulador de olas y observar su viabilidad, para lo que ya hemos contactado con la Universidad Politécnica de Cataluña», según indica la ganadora de la edición nacional del SJWP.

Tres magníficos proyectos

Ariadna, junto a Enric Tormo, su tutor y profesor de Física, presentó su proyecto junto a las otras dos finalistas, Carla Claramunt y Catherine Iglesias. Claramunt, estudiante de 2º de Bachillerato, presentó una máquina expendedora de agua gratuita y procedente de la red pública que podría situarse en cualquier espacio urbano, un proyecto llamado “Economic H20”. Para realizarlo, Claramunt diseñó un boceto de la estructura y las medidas de la máquina para, después, programar sus piezas con los lenguajes Python y Lego Minstorms, necesitando finalmente una impresora 3D para realizar algunas piezas y el software Appinventor para crear la aplicación responsable de los procesos de pago de las botellas de cristal. En sus palabras, “para que el agua pueda ser gratuita, los ayuntamientos serían los responsables de financiarla. De hecho, el Ayuntamiento de Vilassar de Mar, mi ciudad, me ha propuesto la inclusión de este proyecto en los presupuestos participativos del próximo año”.

Por su parte, Catherine Iglesias, también estudiante de 2º de Bachillerato, presentó su proyecto “Bacterias como agentes descontaminantes de vertidos de hidrocarburos en un medio acuático”, el cual está basado en la biorremediación. Sobre el proyecto, Iglesias ha explicado que “obtenemos muestras de un suelo contaminado por hidrocarburos (parking y taller mecánico) y sembramos estas muestras en medios de cultivo enriquecidos con aceite usado de motor de coches (hidrocarburo alifático), de forma que solo se obtienen cepas capaces de sobrevivir ante la presencia de hidrocarburos”.

Para más información sobre el Stockholm Junior Water Prize, sigue este enlace.