Campus logo

Silvia en Iguazú

17 de Agosto de 2016
No conozco Iguazú. Conozco, en todo caso, aquello que todos conocemos sin haber estado allí. El río Iguazú choca con el Paraná y pasa lo que pasa: casi tres kilómetros de agua cayendo en picado (275 saltos, el más alto de 82 metros).

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Una de las aiete maravillas naturales del mundo por la fundación New7Wonders. Cuando las vio, Eleanor Roosevelt, la esposa del presidente Franklin Roosevelt, apenas pudo decir: “Pobre Niágara”.

En febrero de este año (2016) algunas cascadas habían desaparecido. La sequía que afectaba a Brasil, Argentina y Paraguay dejó al descubierto las piedras que suele ocultar el agua. Dejó las cataratas desnudas. El pasado lunes 9 de junio, Iguazú registró 46 millones de litros de agua por segundo (el caudal habitual es de 1,5 millones). Las cataratas desbordaron, se evacuaron pueblos, se cerró el parque. La televisión mostró un océano puesto boca abajo.

No conozco Iguazú, pero me vino a la mente una tarde de hace años:

Durante una de sus conferencias, el escritor Alberto Vázquez Figueroa contó algo inolvidable. Cuando tenía unos 26 años y trabajaba como corresponsal de La Vanguardia en Río de Janeiro, conoció a una brasileña preciosa a la que quiso conquistar. Al principio, la chica le daba largas, le pedía que esperase: “Vamos a ir a Iguazú -le decía ella-. Pero vamos a ir el día que yo diga”. Y un día, por fin, le pidió que sacase los billetes. Cuando llegaron al hotel, y Alberto ya se frotaba las manos, ella le dijo: “Espera”. Al atardecer, cogió una manta de la habitación y lo llevó del brazo por un camino que bajaba hasta las cataratas. Tendió la manta en una extensión de hierba frente a ellas. Le volvió a decir: “Espera”. Conversaron, se quedaron viendo el agua estrellándose contra el agua, hasta que al cabo de un rato, tras las cataratas, apareció una luna llena gigantesca.

– La luna llena más grande y más bella que he visto en mi vida -contaba Alberto.

Cuando salió, formó un arco iris de luna que atravesó Iguazú de parte a parte. Y en ese momento en que asomó la luna y ambos quedaron bajo su arco iris, la señorita le dijo: “Ahora”.

– Y es de las cosas que uno recuerda para todo el resto de su vida. Silvia, se llamaba. Mi hija mayor se llama Silvia en recuerdo a ella.

ACERCA DEL AUTOR

Martina Bastos
Escribe sobre realidades y le han premiado por ello. En 2012 recibió el premio Las Nuevas Plumas 2012 por su texto "La gran mudanza". Ha ganado el certamen Diez Años Viajando Juntos de la revista National Geographic, y en 2014 recibió el premio Don Quijote de Periodismo, en el marco de la XXXI edición de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, que convocan anualmente la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), por su trabajo "La lluvia es una cosa que sucede en el pasado”.
configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: