17 especies de tiburón, en peligro de extinción

La organización Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha incluido en su Lista Roja 17 especies de tiburones en “peligro de extinción”, tras una evaluación de 58 especies de tiburones y rayas.

Existen numerosos animales que se encuentran en peligro de extinción. Muchos de ellos se ven amenazados por causas múltiples, siendo las antropogénicas gran parte de ellas. En el caso de los tiburones, estamos ante un animal altamente susceptible a la extinción porque crecen y se reproducen lentamente. Muchas especies de tiburones se encuentran en peligro de extinción debido a prácticas como la sobrepesca.

Otra de las actividades que afectan especialmente las diferentes especies de tiburones es el cercenamiento de las aletas de tiburón. Se trata de una práctica pesquera que consiste en cazar ciertas especies de tiburones, cortarle sus aletas y devolverlos mutilados al mar. Al carecer de sus aletas, los tiburones se ven incapacitados para nadar, lo cual provoca la asfixia de estos animales. En otros casos, los tiburones mueren desangrados o devorados por otros peces.

La evaluación de la Lista Roja en la que aparecen estas 17 especies de tiburones en peligro de extinción forma parte de un proyecto mundial. Se trata de un proyecto liderado por el Grupo de Especialistas en Tiburones (SSG), el cual está integrado por 174 expertos de 55 países.

Los tiburones australianos, los más afectados

Peter Kyne, doctor de la Universidad Charles Darwin y coordinador del SSG como autoridad de la Lista Roja de la UICN, explicó que “más de la mitad de las especies australianas evaluadas se han clasificado como preocupación menor, en gran medida gracias a la introducción de la limitación de pesca”. Sin embargo, sigue habiendo 9 especies de tiburones australianos en peligro de extinción. En su gran mayoría, son ejemplares que habitan aguas profundas y tienen la peculiaridad de tener un crecimiento y de reproducción muy lento. Esto ocasiona que apenas puedan resistir a la presión pesquera. Por ejemplo, el galludo espinilla tiene períodos de gestación de alrededor de tres años. Esto produce una lenta reproducción que se ve afectada por la pesca.

Algunas especies como la raya pelágica o el tiburón bocudo o boquiancho, dado que no se pescan como alimento o viven en aguas muy profundas, de momento, se consideran como especies en estado más o menos saludable y no preocupan, si bien se tiene en cuenta que, aunque la pesca no parece afectarlas, otros elementos, como la presencia de plástico en las aguas, puede afectar su desarrollo.

El tiburón marrajo, en grave peligro

La gran preocupación se centra en el emblemático tiburón marrajo. Esta especie de tiburón ha sido declarado en peligro de extinción debido a la grave disminución de sus poblaciones por todo el mundo. Solo en el Atlántico se calcula un descenso del 60% en un plazo de 75 años. Los marrajos se reproducen tan solo al final de su adolescencia, llevan a cabo largas migraciones y son especialmente apreciados en diferentes países por sus aletas y carne. Y, sin embargo, no se encuentran sujetos a ninguna limitación internacional de pesca.

Sonja Fordham, vicepresidenta del SSG y presidenta de Shark Advocates International, señala que las amenazas para los tiburones y las rayas van en aumento. Y, a pesar de ello, muchos países siguen sin cumplir con los compromisos de conservación, en particular en lo referente al establecimiento de límites básicos de capturas.

Para prevenir una extinción de estas especies, el SSG exige la introducción inmediata de límites de pesca nacionales e internacionales. También se recomienda establecer prohibiciones totales de desembarque de las especies clasificadas “en peligro” o “en peligro crítico”.

Santuarios para repoblar las especies de tiburones amenazadas

Los santuarios marinos son claves para preservar la vida que habita las profundidades del mar. A expensas de un Tratado Global de los Océanos en el marco de la ONU, la protección que garantizan estos santuarios permitiría repoblar las especies de tiburones en peligro de extinción.