×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


El lago de la Sima de San Pedro

La Sima de San Pedro, de origen kárstico, es única en Europa debido a sus grandes dimensiones, a su valor geológico y ecológico excepcional. En su interior, hay un enorme lago oculto.

La Sima de San Pedro se encuentra entre las localidades de Oliete y Ariño, en la Sierra de Arcos, en la provincia de Teruel. A mediados del siglo XIII, Don Blasco de Alagón, señor de esas tierras, cedió varios terrenos a la orden cristiana de los Mercedarios para que pudiesen explotarlos. En 1320 se conoce ya la existencia de una capilla y fueron los monjes quienes, pensando que el poblado de origen ibérico que se encontraba cerca de allí era de origen griego, bautizaron el lugar como “La Sima de San Pedro de los griegos”. Un territorio que, se cree, estuvo cubierto completamente de agua, lo cual explica la existencia de su gran hendidura, la cual se abre a pocos metros del cauce del río Martín.

Se trata de un asombroso pozo troncocónico de origen Kárstico. Su boca posee 100 metros de diámetro y una profundidad estimada de 108 metros hasta la superficie del lago que ocupa su fondo. Posee, además una extraordinaria verticalidad que dota al conjunto de una visión muy profunda, creando la sensación de poseer, incluso, más hondura. El lago posee cerca de 4.000 metros cuadrados de extensión, lo cual permite la convivencia de especies animales diversas. Debido a esta forma, durante mucho tiempo fue considerado como un lugar mágico por los habitantes de la zona, por lo oculto de su interior; también, de manera ocasional, como una puerta al inframundo.

El origen de la sima se debe a una dolina (cueva subterránea) que sufrió un proceso erosivo ascendente que ocasionó que su techo se derrumbase, de ahí que los materiales que se pueden observar sean las calizas del jurásico recubiertas por margas arcillosas. Es un oasis de especies naturales de clima húmedo dentro de una región caracterizada por la aridez y las temperaturas extremas y posee un ecosistema singular, por dos razones. Por un lado, por las 25 especies de animales vertebrados que alberga -anfibios, aves, reptiles y mamíferos-, con una colonia de murciélagos de gran valor a contarse en ella hasta ocho especies diferente. Por otro lado, porque posee su propio microclima y ofrece disponibilidad de agua en un paraje tan árido.

Es refugio de una gran biodiversidad en medio de una zona caracterizada por la aridez y las temperaturas extremas, tanto en verano, como en invierno. En las paredes de su cavidad se abren abundantes grietas en las cuales se refugia poblaciones de nueve especies de aves y sietes especies de murciélagos: gorrión doméstico y chillón, grajilla, chova piquirroja, vencejo real, avión común y roquero, estornino negro, paloma bravía, murciélago ratonero, orejudo, común, borde, montañero, hortelano y rabudo. Esta variedad convierte al lugar en un paraíso para los ornitólogos, dado que durante el amanecer y al atardecer pueden contemplar cómo estas especies de aves entran y salen, con un claro orden, mientras nidifican.

El lago está poblado por la rana común, sapo partero y por la culebra viperina. Fuera del agua abunda la culebra escalera, con algunos ejemplares que pueden alcanzar hasta metro y medio de longitud. La disponibilidad de nutrientes, agua y energía solar permite la proliferación de algas en el agua o en la orilla. Dicha característica permite el desarrollo de importantes poblaciones de artrópodos, moluscos, anfibios y roedores.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de "Política de cookies".

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: