Fundación Aquae > Tres gotas de vida

Tres gotas de vida

Hace meses que no llueve. Uno, dos, tres… Mi contador del agua lanza un pitido para que deje de abrir el grifo. Uno, dos, tres… Lo cierro. Me he acostumbrado a no malgastar ni una gota. Como cada día, abro la ventana para observar mi pequeño invento que reposa en el alféizar, una botella que convierte la humedad del aire en agua. Sonrío, de la punta caen hacia el fondo una, dos y tres gotas seguidas.

Ester Arroyo Cárdenas