5 tendencias educativas para el próximo año

La pandemia mundial provocada por la Covid-19 ha obligado a la educación a transformarse por pura necesidad. La tecnología vuelve a resultar clave para garantizar la continuidad del aprendizaje de miles de alumnos en todo el mundo. Integrar el aprendizaje online y las plataformas tecnológicas es uno de los desafíos a los que se enfrenta la educación del futuro.

¿Cuáles serán las tendencias en educación que marcarán el año?

La transformación educativa ya ha llegado y es digital. Sin embargo, aún quedan muchos retos educativos en el horizonte. Los avances tecnológicos por si solos no garantizan un mejor aprendizaje.

Los centros educativos y profesores deberán ser capaces de integrar la tecnología en el proceso de enseñada e implementar nuevas metodologías didácticas que garanticen la educación ante cualquier situación.

Pero, ¿qué se espera de la educación en los próximos años?. A continuación mostramos cinco tendencias que marcarán el 2021 en materia educativa:

  • Educación personalizada

Las plataformas digitales y sus herramientas aportan diferentes ventajas que permiten una educación más flexible, versátil y focalizada. Gracias a la nube, el alumno puede tener acceso al material didáctico en cualquier momento y lugar de forma que sea el mismo quien organice su tiempo de estudio en función de sus necesidades.

Los chatbots educacionales se presentan como una de las tendencias en educación más relevantes para los próximos años.  Un chatbot no es más que un software informático capaz de mantener una conversación sin ningún tipo de intervención humana.

Hasta ahora los usos de los chatbots se había centrado en el ámbito de atención al cliente, pero se está comenzando a explorar como un recurso educativo más. Resolver dudas o compartir información son algunas de sus posibilidades dentro de la comunidad educativa.

Los chatbots ayudan tanto a los profesores, ya que les ayuda a realizar un seguimiento personalizada de la evolución de cada alumno, como a estudiantes que lo pueden utilizar como recurso de apoyo disponible en cualquier momento y de forma inmediata.

  • Aprendizaje social

Este tipo de aprendizaje se basa en que los alumnos pueden formarse y desarrollar nuevas habilidades mediante la observación de otros individuos. Las redes sociales, los foros, campus virtuales o diferentes comunidades de usuarios son diferentes tipos de plataformas que pueden utilizarse con el objetivo de fomentar el aprendizaje de forma colaborativa.

Gamificación, aprendizaje social y microlearning son algunas de las tendencias en educación que marcarán el 2021

Conectar e interactuar con otras personas forma parte de nuestra propia naturaleza como seres humanos. Aunque la tecnología se haya instaurado en nuestra vida como un canal más, el ser humano necesita de otras personas para sentirse parte de la sociedad.

La teoría del aprendizaje social ha sido desarrollada por el psicólogo Albert Bandura que afirma que las personas aprenden gracias al contacto con los demás y con su entorno. Es decir, aprender por imitación.

  • Adaptación a nuevos espacios de aprendizaje

El 89% de la población mundial cuenta con un dispositivo móvil. Una de las tendencias en educación en 2021 es adaptar e integrar estos dispositivos al proceso de aprendizaje. El espacio ya no es un problema para seguir aprendiendo y así ha quedado demostrado a lo largo del pasado año donde la formación online creció hasta un 85%.

Las plataformas educativas digitales deberán adaptar sus interfaces a estos dispositivos de forma que ofrezcan la posibilidad de seguir recibiendo una educación de calidad de forma accesible y rápida en cualquier momento, sin necesidad de acudir de forma presencial.

  • Microaprendizaje

El microaprendizaje se basa en la formación a través de pequeñas sesiones de corta duración centradas en cumplir objetivos concretos. El conjunto de estas sesiones son los que aportan a la alumno un conocimiento más amplio y profundo de la materia.

Lecciones breves y a través de diferentes formatos (vídeos, podcast, proyectos interactivos…) es la base del microaprendizaje. Esta estrategia educativa permite a los estudiantes focalizar su interés en un tema concreto y relevante que puedan recordar, aplicar y utilizar de forma práctica. Descubre las ventajas del microaprendizaje (link)

  • Gamificación

Los videojuegos siguen siendo tendencia y la gamificación una tendencia en educación al alza para la próxima década. La gamificación consiste en el uso de elementos de juego con el fin de completar los procesos educativos de los alumnos. Este concepto irrumpió con fuerza en 2008 y, gracias a los avances tecnológicos, hoy en día sigue siendo una de las metodologías más exploradas en el sector educativo.

Adaptar e integrar la gamificación en el proceso de aprendizaje es una de las tendencias que marcarán este 2021. Son los profesores y los diferentes centros educativos quienes deberán incluirlos en sus metodologías y contenidos para que se desarrollen de forma práctica en el aula.

Por ejemplo, las técnicas de gamificación pueden ser utilizadas para el aprendizaje de habilidades conocidas como blandas. Son aquellas relacionadas al comportamiento de una persona, sus relaciones sociales y el manejo de sus emociones.

Aumentar la motivación hacia el aprendizaje, favorecer el conocimiento y optimiza el rendimiento académico son algunos de los beneficios que aporta la gamificación en el aula. Además, este tipo de prácticas donde se integra el juego como parte del aprendizaje favorece a que los alumnos aprender a gestionar situaciones de incertidumbre como la producida por la crisis sanitaria de la Covid-19.

En definitiva, el 2021 se presenta como el año en el sistema educativo pierda el miedo a renovarse y adapte nuevas técnicas que favorezcan la formación de los estudiantes sea cual sea su situación.