El microlearning revoluciona la educación

Lo bueno si es breve, dos veces bueno. Esta es la base del microaprendizaje, o microlearning, una estrategia educativa caracterizada por la brevedad y eficacidad de la formación que se ha convertido en una tendencia mundial.

La educación está cambiando y las nuevas tecnologías tienen mucho que ver en esto. Durante mucho tiempo, la educación se ha basado en enseñar a memorizar tras largas sesiones de estudio y dedicación. Sin embargo, los avances tecnológicos han aportado nuevos puntos de vista basados en un aprendizaje más colaborativo.

¿Qué es el microlearning?

El microaprendizaje, o microlearning, es una metodología educativa que se basa en la fragmentación de los contenidos para un rápido y eficaz aprendizaje con el objetivo de evitar largas sesiones de estudio.

Esta innovadora metodología consiste en aprender mediante pequeñas píldoras de conocimiento focalizadas en un objetivo concreto que en su conjunto forman un conocimiento más amplio y profundo.

De esta forma, el alumno aprende de forma más rápida a través de pequeños módulos especializados en diferentes temas que una vez han finalizado le aportan una visión más amplia del conocimiento. Es un proceso de aprendizaje más versátil y eficiente que otras estrategias tradicionales.

El microlearning es una estrategia educativa basada en la fragmentación de contenidos para mejorar el proceso de aprendizaje

La UNED define qué es microlearning como una teoría que comenzó a desarrollarse a principios del Siglo XXI y que defiende la adquisición de competencias a través de la transmisión de contenidos didácticos de forma fragmentada e interconectados entre si.

El aprendizaje se basa en pequeñas unidades de contenidos y actividades de corta duración que pueden ser visualizadas en cualquier momento y lugar. Este termino de microaprendizaje o microlearning es un campo dentro de la educación que ha venido marcado por el desarrollo de las tecnologías que han cambiado la cultura del aprendizaje.

Características del microaprendizaje

Lecciones cortas, versátiles y accesible en cualquier momento son las características principales del microaprendizaje. Las lecciones no duran más de 15 minutos y pretenden ofrecer al alumno la información y conocimiento más necesario para que puedan desarrollar sus habilidades y ampliar su conocimiento.

Estas son las cinco características que diferencian el microaprendizaje de otros modelos tradicionales:

  • Brevedad: el microaprendizaje se entiende como un proceso de corta duración. El aprendizaje se basa en la interacción con micro contenidos que pueden ser adquiridos en plazos cortos de tiempo.
  • Granularidad: esta característica se refiere a que este modelo de aprendizaje se centra en contenido o temas únicos que especializan la formación que el alumno adquiere.
  • Variedad de contenidos: se debe principalmente a la multitud de opciones que ofrecen las tecnologías. El microaprendizaje utiliza desde vídeos, podcast o juegos para que el proceso de formación sea lo más dinámico y ágil posible para el alumno
  • Aprendizaje formal: este concepto se refiere, principalmente, que al poder adquirir pequeñas dosis de conocimiento, en ocasiones, no somos conscientes de este proceso de microaprendizaje. En acciones cotidianas como ver un vídeo o leer un blog informativo son pequeños gestos donde aplicamos el microaprendizaje casi sin darnos cuenta.

Ventajas de esta innovadora metodología 

Gracias a todas estas características, el microaprendizaje puede ayudar a la formación de manera mucho más eficaz. Las personas podemos procesar alrededor de cuatro bits de información de forma simultánea. Esto hace que los resultados de la formación mediante el microaprendizaje sean casi inmediatos.

Estas algunas de las ventajas que ofrece el microaprendizaje:

  • La versatilidad del aprendizaje permite que los alumnos puedan aprender a su propio ritmo sin que el tiempo sea un problema en este proceso de formación.
  • Se estima que el aprendizaje mediante esta estrategia educativa suele ser un 17% más eficiente. Muchas veces a nuestra mente le cuesta mantener la atención durante horas. Aprender en periodos cortos y espaciados ayuda a nuestro cerebro a memorizar contenidos de una forma más eficaz y rápida.
  • La especialización de los contenidos permite a los alumnos centrarse en aquellos conocimientos que necesita en un momento determinado garantizado así su adquisición y aprendizaje.
  • Los diferentes formatos y plataformas que permite el microaprendizaje hace que los estudiantes se comprometan y participen un 50% más que con otro tipo de estrategias educativas convencionales. Vídeos, juegos o contenido interactivos ayudan a activar el interés de los alumnos haciendo que se involucren más en la formación.
  • El aprendizaje tradicional cuenta con sesiones y prácticas que requieren del alumno un mayor tiempo de dedicación. Esto no ocurre con el microaprendizaje gracias a la corta duración de cada uno de los módulos de aprendizaje acelerando así el proceso de adquisición de conocimientos. Esto resulta ideal para estudiantes que disponen de poco tiempo para la formación.