Fundación Aquae > Solo un sueño

Solo un sueño

Todo sucedió en algún lugar de la tierra y, angustiado por no encontrar empleo, después de ser un profesionista exitoso que ya no podía ganar dinero para satisfacer sus  placeres favoritos. Se propuso hacer un viaje sin retorno con tal de encontrar el lugar del placer y, también se comprometió que si en la aventura moría, o quedara inconsciente no se le reanimara y, que además, a manera de retribución, por tanto beneplácito, podían hacer de su cuerpo  lo que mejor pudiera servir.
Alfonso González Anaya