Microrrelatos más votados 2017

Ella

Claudia Gómez Caro

Manu dedicó todas sus hazañas a la erudición . Manu tenía un objetivo en la vida, una meta que nunca fue íntegramente adquirida. Ya que a cada hallazgo se le añadía una desconocida e inédita cuestión que solventar. Pero a Manu no le importunaba, a Manu eso le hacía feliz.

Un día Manu tropezó con algo insólito y desconocido. Un hallazgo que no había contemplado ni experimentado nunca. Manu dedicó horas de análisis e investigación a ese inesperado descubrimiento. Pero Manu no encontró calculadora ni ecuación que lo gestionase.

El problema de Manu se llamaba Julia.

Hijos de la naturaleza

Sergio González Martín

Soplo, gota, humo, grano… Qué pequeños. Divisibles y generosos en ser infinitas partículas
de lo que fueron, prestos a ser su propia mitad sin dejar de ser. Cabrá menos
aire, agua, fuego, tierra, pero siempre serán. Cuatro hijos de Madre Naturaleza
jugando a ser para que todo sea, jugando a crecer para alertarnos de lo que no
puede ser. Se harán grandes, huracán, diluvio, incendio, terremoto. Apenas
respires, mojes, calientes, pises, ahí estarán vigilantes. Pequeños, nosotros.

Aunque nos corten las alas

Araceli García Martínez

Y sigues.

Sigues luchando.

Luchando por tus sueños.

Cuando nadie cree que es posible.

Cuando a nadie le importa lo que
realmente es vital.

Sigues.

¿Por qué?

Porque en algún momento surgió en
ti la curiosidad.

Curiosidad que se transformó en
complicidad.

Y a pesar de los muros en el
camino, de la sombra del egoísmo, de los techos de cristal…aún quedamos quienes
confiamos, quienes nos armamos de resiliencia y quienes seguimos creyendo que
merecerá la pena.

Cambio de realidad

Abraham Magaña González

Una bruja dando clase, raspando códices que no entendía. Un
día pregunté: ¿para qué sirve esto? – ¡es todo lo que te rodea!

Ella enfermo y un troll tomó su lugar, hablo y hablo hasta
que musitó – ¿alguna pregunta? – ¿para qué sirve esto? dije decepcionado.

-Quizá nunca apliques lo que vemos aquí, pero te aseguro que
te maravillaras con los secretos del cosmos; te enseñara a pensar, tomarás
buenas decisiones y serás feliz.

Desde entonces los “códices” son ciencia y el “troll” inspiración.

Gota de agua

Irene Muñoz Serrulla

Gota de agua quería
conocer mundo. Desde el estanque en el que vivía veía una montaña altísima, y
no sabía cómo podría llegar hasta ella. Un día que hacía mucho calor, no supo
cómo, pero empezó a subir hacia el cielo, su cuerpo sufría una transformación.
Varios días más tarde gota de agua cayó desde las nubes hacia la tierra y
llegó a una montaña. Desde allí veía un estanque y deseó poder vivir en el
estanque.

Mecánica cuántica

Angélica Ortiz Guerra

Solíamos ser todo un fenómeno. ¡Siempre juntos los dos!
hasta que nuestra relación comenzó a decaer. Nos alejamos tantas veces sin
dejar de girar uno en torno al otro, vibrando. A veces más o menos cerca, a
veces inconscientes, pero aun así, tan opuestos.

Finalmente, llegó el día en que terminamos por desaparecer. No
reencarnamos en el mismo sitio, ni reaparecimos ahora concordantes, pero
sabíamos que a pesar de haber sido algo casi fugaz, nos habíamos influenciado…
eternamente.

Capicúa

José Luis Domínguez

El tiempo gotea imperceptible
su medida categórica. Ha sido ácido asido a nuestra epidermis; caudaloso río
que nos irremediablemente arrastra. Creemos que le hemos inventado. A contrario,
con nuestro nacimiento y muerte, se mide a sí mismo. Cae en su trampa,
catoblepas, al devorarnos se devora. Somos sus creadores, sus víctimas y sus
asesinos. Tiempo: único ser, única cosa que tiene a la vez dos pensamientos
contradictorios y apuesta por ambos. Tiempo: capicúa.

¿Conoces a James?

Ramón Ferreres Castell

Muchos siglos ha, Moisés separó las aguas del Mar Rojo en su travesía por
el desierto. Y tal gesta fue recogida en la Biblia, la Torá y el
Corán. Y su figura fue cincelada por Miguel Ángel. Y su hazaña
fue llevada al cine, y a la televisión. Y aún hoy se preguntan los
expertos si fue debido a un extraño fenómeno meteorológico.

En 1827, James Simpson construyó un filtro de arena: el primer
procedimiento efectivo para purificar el agua. Y Wikipedia le dedicó
unas pocas líneas.

Vivir muerto o morir para vivir

Joan Albertí Martínez de Velasco

2067,firmo los papeles de mi crionización.Muero.
Abro los ojos,un robot se me acerca y me dice:
2455,eres una computadora,te hemos descrionizado y hemos metido
tu mente en una máquina,tus ojos son cámaras,ya no quedan
cuerpos humanos,todos somos mentes metidas en un big data.
Me pregunta que programa quiero para vivir,una isla,una ciudad.
Me pongo a llorar aunque de mis cámaras no salen lágrimas.
Le pido morir y el robot me pregunta porque.
La muerte es mas real que una vida de ceros y unos.

Borrando recuerdos

Emilio Graña Pons

 Shawn entró en la sala luminosa. Estaba nervioso pero lo había meditado durante meses. Se colocó en el centro de la sala, justo encima de un círculo metálico. Estaba dispuesto a ser el conejillo de indias de su experimento. Borrar recuerdos. Respiró hondo y cerró los ojos. Acto seguido dio una palmada y se hizo la oscuridad. Shawn entró en la sala luminosa. Estaba nervioso pero lo había meditado durante meses. Se colocó en el centro de la sala, justo encima de un círculo metálico.Respiró hondo.

Los sueños

Germán Leandro González

El lugar al que había llegado rebosaba de un aparente blanco
exquisito, por donde miraba, no vi gente alguna, había construcciones con
edificios que nunca había visto. Ingresé a uno de ellos y, al asir el barandal,
noté que era de un dorado como si fuera cristal.

Deus Ex Machina

José Luis Domínguez

¿A dónde van a morir los elefantes? ¿Quedan en la selva o en la sabana? ¿Quedan
selva y sabana? ¿Cómo hacer un olifán, una fanfarria, en su honor, sin
cementerio? Elefante, misterioso alfil moderno, incapaz de derribar al rey de
la tierra. Cruz y escapulario X teléfono y USB made in USA; Nicolás Gógol X San
Google. Los caballeros no la tenían fotográfica, sino de teflón. Cuando el
alzheimer nos alcance. Clonar a Dolly, tierna oveja que amante cuidó. Tecnología,
nuestro oráculo: DEUS EX MACHINA.

La antigüedad de la verdad

Rebeca MB
Desde el primer momento que llegué a la Academia sentí un gran honor y aun más de ser su alumno. Me encantaba escuchar sus enseñanzas pero un día tuve que pedirle que me repitiera varias veces aquella teoría, ¿cómo van a existir dos mundos le repliqué? Él se ofendió. Todos mis compañeros de clase al salir me preguntaron si me había vuelto loco, cómo se me ocurría tal cosa. A lo que les contesté: “Platón es mi amigo, pero soy más amigo de la verdad”.

Another Brick in the Wall

Marta Martínez Castellano

No podía creerlo. La sorpresa le hizo dar tal brinco que la probeta cayó desquebrajándose.

Si estaba en lo cierto no solo la ciencia, sino el mundo entero, cambiarían para siempre.

—¡Profe!

—Romualdo, fuera de clase.

—¡Pero es importante!

—No has levantado la mano. Fuera he dicho.

Siempre había sabido que la profe le tenía manía.

Al dirigirse resignado hacia la puerta el líquido vertido por la probeta quedó adherido a la suela de su
zapato.

Y a cada paso que daba, crecía una flor.

Feliz Matrimonio

Yván Borjes Hernández

–Prometo facilitarte las cosas y darte suficiente tiempo para que lo inviertas en las cosas más importantes de la vida –aseguró la señorita Technology.
–Yo prometo hacer uso correcto de ti, amar a mi familia y cuidar la Tierra –se comprometió el hombre.
Cumplieron, y fueron felices hasta la muerte.

Final de carrera

Ramón Ferreres Castell

El dorsal 60 se ha desfondado. Los dorsales 20 y 23 le dan caza. Tras toda la carrera a la espera, táctica muy inteligente, pasan a la
cabeza. Quedan dos repechos. El dorsal 23 toma la delantera, pero un azaroso tropezón le hace perder su ventaja. Su corpulencia le ha
jugado una mala pasada. Gana Sapiens (20); Neandertal, segundo (23). El bronce es para Heidelbergensis (60).

Esto ha sido todo desde el Cross de la evolución. En la próxima edición, un nuevo participante: Cíborg.

La enciclopedia

EDMUNDO ROMERO GUEDES

Fue la última enciclopedia que recogió el término humano, aunque ya entonces en desuso, como ser mitológico creador del fuego y de los símbolos, la que le sirvió al Programador para enseñar el viejo lenguaje a los nuevos seres del tiempo.

Perseverancia del científico

Carlos Rodriguez Caso

Me dije que no lo conseguiría, que una vida no da para lo que me había propuesto.

-Cuestiona lo evidente y retoma lo descartado. Lo que hoy yerres, será tiempo perdido.

El esfuerzo de una vida me dio un minuto contigo y vuelvo testigo de tu experiencia. Yo no sobreviviré, tu puede que sí.- dije desvaneciéndome.

Hoy, tras una vida de sacrificio, viajo en mi máquina atrás en el tiempo a cumplir mi parte. Es mi aportación a este siniestro bucle. Y me pregunto: ¿cuántas veces viviré este instante?

Nacimiento

Daniel Santafé Moya

Brinca, salta, corre y vuela. Coge carrerilla y vuelve a precipitarse en
caída libre. Suenan los truenos del agua, gritan las corrientes y un
canto de caverna se pierde por las montañas. Flotan las nubes de
vapor. Bailando a capricho, con gracia, coqueteando al desnudo con el
paisaje. Observan las altas cumbres al recién nacido del hielo. Un
niño con la fuerza de un gigante. Se abren las rocas a su paso. La
tierra huye hacia el mar, nada resiste. El agua da forma a todo.

 

El sustituto

Elisa Domínguez Gorís

Aquí estoy, detrás de esta silla para que no me vean.

La pandemia empezó hace ya años y somos pocos los que quedamos.
Vivimos con lo básico, pero al menos no caminamos a rastras y con los ojos desorbitados.

Cuando pienso que ya estoy a salvo, salgo, cruzo la esquina
y sucede el peor de mis miedos. Encorvado, babeando, con los ojos grandes y
rojos pasa a mi lado sin inmutarse.

Antes me besaba bajo las escaleras de la casa de mis padres. Ahora ni levanta la vista de su smartphone
para mirarme.

Auto alimento

José Díaz Salcido

Cansado y con hambre, recordó que al entrelazar su ADN con el de medusas,
lagartijas y ajolotes, le advirtieron:

-“Si llegaras a perder alguna parte del cuerpo, tu organismo lo regenerará
en breve, como sucede con estos tres animales.”

No se lo dijeron; pero ante la emergencia en que se encontraba, decidió
rebanar un trozo de su glúteo izquierdo, y pensó que, igualmente,
sería factible comerse a sí mismo, sobrevivir, y escapar, tal vez,
de sus enemigos.

La máquina que decía ser dios

Antonio J. Cebrián Berruga

La Máquina apareció anunciando a la Humanidad la buena nueva del conocimiento absoluto.

Entregó a los científicos la ecuación de estado del Universo completo.

–Conocíamos esta ecuación –respondieron– pero la habíamos descartado porque
el ajuste fino resultante produce un Universo inviable. Lo que
ocurre es que has cometido un error en este paso y eso da lugar a una falsa apariencia
de factibilidad.

La Máquina lo examinó atentamente.

–Cierto –dijo mientras lo corregía.

Y se hizo la Nada

Inexorable

Antonio J. Cebrián Berruga

–El resultado del experimento es concluyente: la historia
está cambiando continuamente de forma aleatoria.

– ¿Y por qué no lo notamos?

–Porque
nuestros recuerdos se actualizan y tenemos la sensación de que la última
versión es la única.

–Pero yo recuerdo perfectamente que nada ha cambiado
mientras hablamos.

–Es solo una sensación. Probablemente han ocurrido millones
de cosas en este lapso de tiempo.

–Fascinante. ¿Y qué podríamos hacer al
respecto?

– ¿Hacer?… ¿Tomamos unas cervezas?

–Sabia decisión.

Un enemigo microscópico

Ernesto Caballero-Garrido

Meses había pasado persiguiendo al responsable de aquella pandemia. Apenas dormía, comía, o podía pensar en otra cosa, pero aquel día se levantó dispuesto a encontrar la causa.  Estaba seguro que era de naturaleza proteica, pues una vez vio algo similar en uno de sus viajes por el mundo. ¿Sería un escalón en la evolución?. Un peldaño que se combinaba con las toxinas de nuestra industria y  taladraba las células del sistema inmune. Aquel día al entrar en el laboratorio supo que lo averiguaría.