El parque nacional más grande de Colombia

El Parque Nacional Natural Sierra de Chiribiquete se encuentra ubicado en la región amazónica colombiana, en los departamentos de Caquetá y Guaviare. Con una extensión de 2.780.800 hectáreas conforma el área protegida más grande del sistema de parques naturales de Colombia.

El Parque Nacional de Chiribiquete destaca no solo por su impresionante extensión de casi 3 millones de hectáreas, sino también por su rica biodiversidad. El parque posee la fauna representativa en el área amazónica, tales como el jaguar, el tapir y el águila arpía, entre otros. En cuanto a la vegetación, se puede agrupar en diferentes biomas que se encuentran dentro del parque como las áreas de sabana, bosques inundables, bosques de tierra firme y bosques de tepuy.

El Parque Nacional Natural Chiribiquete se estableció el 21 de septiembre de 1989. El parque se amplió de los 13.000 km2 anteriores  a 28.000 km2  el 21 de agosto de 2013. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció que el Parque Nacional Chiribiquete se ampliaría en 15.000 km2 el 21 de febrero de 2018. El parque se amplió a 43.000 km2 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 2 de julio de 2018.

Arte rupestre

El Parque Nacional de Chiribiquete tiene una biodiversidad increíble y alberga una gran variedad de arte rupestre.  Se han descubierto más de 600.000 rastros de más de 75.000 petroglifos y pictografías en las paredes de 60 refugios rocosos en la Serranía de Chiribiquete. El más antiguo podría remontarse a unos 20.000 años antes de Cristo. El arte rupestre se produjo hasta el siglo XVI. Algunas de las pinturas fueron fotografiadas por primera vez por el geólogo Jaime Galvis entre 1986 y 1987.

Carlos Castaños, ex director del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, y el geólogo y paleontólogo holandés Thomas van der Hammen, llevaron a cabo investigaciones adicionales de 1990 a 1992.  

El Parque Nacional de Chiribiquete, famoso por sus bosques de tepuy.

Descripción: Vista área de un bosque de tepuy en el Parque Nacional Sierra de Chiribiquete Autor: Carlos Castaño Uribe CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Geografía del Parque Nacional de Chiribiquete

El Parque Nacional Chiribiquete se ubica en el noroeste de la Amazonía colombiana en los departamentos de Caquetá y Guaviare. Se encuentra en las jurisdicciones de los municipios de Solano, Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán en Caquetá. Limita al noreste con el río Tunia (río Macaya). Los límites del parque están formados por los ríos Apaporís, Gunaré y Amú al este. Al oeste limita con los ríos Mesay y Yari al sur, y los ríos Hiutoto, Tajisa, Ajaju y Ayaya.

El Parque Nacional Chiribiquete está situado en la región occidental del Escudo Guayanés. Se sitúa al este de la Cordillera Oriental y al norte de la llanura amazónica. Al oeste limita con el Alto Río Negro y al sur de las sabanas de la Orinoquía. Las elevaciones en el parque oscilan entre 200 y 1000 metros sobre el nivel del mar. Contiene formaciones geológicas que se componen de mesetas y estructuras rocosas empinadas. Las formaciones se dividen en tres secciones diferentes: el Macizo del Norte, el Macizo Central y los Messas de Iguaje. 

Montañas

El Parque Nacional Chiribiquete es bien conocido por sus montañas de bosques de tepuy, montañas de mesa que se elevan abruptamente desde el bosque. La cordillera de Chiribiquete es un remanente importante de la cadena rocosa perteneciente a las formaciones Precámbrica y Paleozoica que conforman el Escudo Guayanés. Biogeográficamente, El Parque Nacional Chiribiquete se ubica en las Guyanas. Contiene muchos biomas diferentes, que incluyen sabanas y bosques inundados, sabanas tropicales, matorrales y bosques tropicales húmedos.

La Sierra de Chiribiquete es asimismo un sitio excepcionalmente rico desde el punto de vista histórico-cultural, por su arte pictográfico rupestre y sus características arqueológicas. Hay más de 36 abrigos rocosos, de diferente tamaño y ubicación. Se han identificado más de 250.000 dibujos, que conforman el mayor hallazgo de pictografías rupestres amazónicas. Las más antiguas datan de hace 19.510 años.