El brezo: un árbol que florece tras los incendios

El brezo es un arbusto o matas que suele medir de uno a dos metros de altura. Se trata de una especie muy ramosa con pequeñas flores de color rosáceo que se suelen utilizar como elemento de decoración. En ocasiones forma el brezo grandes masas, llamadas brezales, por la degradación de los montes tras la repetición de los incendios.

El brezo es el nombre común que se utiliza para designar las especies de las matas y arbustos, en ocasiones arborescentes, de la familia Ericaceae de numerosas y persistentes hojas.

El brezo es un robusto árbol que mide entre 1 o 2 metros y sus vistosas flores son utilizadas para la decoración

Aunque tiene su origen en el Norte de África, con el paso del tiempo, se ha extendido por toda la región mediterránea. También en América existen algunas variedades de esta especie que, únicamente, se diferencian de las europeas por e color de sus flores.

Propiedades del brezo

Las flores del brezo es uno de los elementos más característicos de este tipo de árboles. Con tonalidades que van desde el malva hasta el blanco hace que estas especies reciban nombres muy variados como el de brecina para Calluna vulgaris o carroncha para Erica tetralix, o el de berezo, muy extendido en la Comarca de La Vera (Cáceres).

Otra de las propiedades del brezo es que este tipo de árbol cuenta con una madera dura ideal para hacer carbón de fragua y pipas de fumador. Es un árbol que suele crecer en suelos ácidos y hábitats caracterizadas por la presencia de bosques húmedos cercanos a cursos de agua que le proporcionan la humedad necesaria para su desarrollo.

Cabe destacar que los brezos crecen con más profusión en zonas que han sufrido incendios. Es muy común ver como las laderas de los montes negruzcos poco a poco se convierten en terrenos de colores malva gracias a los brezos que crecen formando extensísimos brezales. “Son los brezos un volver a empezar de la vida, cada vez más cansada, sobre la Tierra” explica Luis Rafael al hablar de los brezos.

Los usos del brezo

El brezo es un árbol muy ramoso, con hojas verticales, lineales y lampiñas. Estas se utilizan para diferentes fines, el más tradicional es para la fabricación de escobas debido a su denso y fino ramaje.

Su tronco se caracteriza por ser robusto y duro. Esto lo convierte en una madera ideal para fabricar carbón vegetal. Además, sus raíces son muy valoradas para fabricar pipas de fumador. Estas pipas suelen fabricarse en zonas como Cataluña o el norte de África y que, posteriormente, suelen exportarse a Reino Unido.

El brezo es un robusto árbol que mide entre 1 o 2 metros y sus vistosas flores son utilizadas para la decoración

Otro de los usos que tiene el brezo es como planta ornamental gracias a sus llamativas flores. Este tipo de plantas también se utilizan con fines antinflamatorio y contra las irritaciones causadas por las picaduras de insectos.

El brezo da un fruto en forma de capsula que se divida en cuatro partes. Además, puede ser consumido en forma de té y miel. Una de las propiedades del brezo es que su flor resulta ideal para aliviar la inflamación del estomago y del sistema digestivo gracias a sus propiedades antioxidantes.

 El brezo: compensador de CO2

En los últimos años, se ha utilizado el brezo para realizar repoblaciones forestales en zonas donde se han producido pérdidas de masa forestal. Esto se debe a que este tipo de árboles ayudan a la formación de un tipo de sustrato muy nutritivo que potencia el crecimiento y desarrollo de otras plantas y vegetales durante años.

Desde 2015, Aquae contribuye a la lucha contra el cambio climático y la desertización a través del proyecto Sembrando Oxígeno. Esta iniciativa tiene como objetivo reducir las emisiones de CO2 a la atmosfera a través de la plantación de árboles.

El brezo es un árbol que tiene la capacidad de absorber 4 Kilos de CO2 en 20 años. Esta especie se ha utilizado en el marco de este proyecto desarrollado por Aquae que ya ha compensado cerca de 750 toneladas de dióxido de carbono.

Gracias a este tipo de iniciativas, Aquae fue la única fundación privada en España en recibir el Triple Sello ‘Calculo+Reduzco+Compenso’  por la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO)

Además, Aquae forma parte del ‘Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono’ desde 2014. Esto supone que la fundación informa de los avances realizados en su plan de reducción de emisiones.

La huella de carbono representa el impacto que tiene sobre el clima el desarrollo de una actividad, y mide la cantidad de gases de efecto invernadero que emitimos a la atmósfera. Calcula tu huella de carbono con nuestras calculadoras.