Fundación Aquae > ¡Qué tiempos aquellos…!

¡Qué tiempos aquellos…!

¡Maravilloso! Me dije y, sin dudarlo, comencé a toquetear aquel misterioso objeto que se asemejaba a una máquina de escribir. "Luz" escribí, y en aquel artilugio se dibujó toda clase de información sobre ésta, acompañada de imágenes vistosísimas y numerosos datos. Arriba, una especie de título que apenas llego a recordar me fascinó: "[...] La Enciclopedia Libre ". En ese momento me desperté. - ¡José! - decía mi madre - ¡Ve a la biblioteca que tienes que hacer el trabajo de ciencias! -. Sin rechistar, me vestí y, tras salir en dirección a la biblioteca para pasar interminables horas de investigación, escuché como en el periódico del día anunciaban un nuevo avance electrónico, algo llamado "computadora personal IBM". ¡Qué tiempos aquellos...!
José María San Emeterio Garrido