¿Por qué ríos de España se puede navegar?

En los principales ríos de España existen multitud de tramos navegables. Sin duda, una forma excelente de recorrer y conocer la riqueza fluvial de nuestro país es a bordo de un barco. Te descubrimos qué ríos del mapa fluvial de España cuentan con tramos navegables donde disfrutar de la belleza y biodiversidad de estos accidentes geográficos.

Los ríos son uno de los accidentes geográficos decisivos en el desarrollo de nuestra historia. En torno a ellos, se han ido desarrollando los principales pueblos y ciudades del país. En la actualidad, estos ríos también se han convertido en lugares para el disfrute y la actividad deportiva. ¿Sabías que mapa fluvial de España cuenta con una serie de ríos navegables en los que puedes disfrutar de su belleza y naturaleza?

Fundación Aquae te trae una pequeña guía con los ríos navegables de España para que descubras el país como nunca antes lo habías hecho. Se trata de una forma asequible y ecológica de viajar por el país. Una forma atractiva y fresca de disfrutar del mejor compañero de viaje: la naturaleza.

En este caso hablaremos de los cuatro ríos españoles más importantes: el Duero, el río Tajo, el río Guadalquivir y el río Guadiana. Todos ellos esconden parajes insólitos que representan una opción de turismo ideal para vivir unas vacaciones llenas de aventuras. Sin duda, una alternativa al turismo de costa en el verano, aunque la belleza de sus paisajes puede observarse durante todos los meses del año.

¿Qué ríos se pueden navegar en España?

En el Duero

En pleno corazón del Parque Nacional de los Arribes del Duero pueden realizarse cruceros. Este espacio protegido entre Salamanca y Zamora se caracteriza por ser uno de los rincones más vírgenes de España. La única forma de acceder a la zona más agreste y espectacular es sobre las aguas del río Duero. Existen cruceros en catamarán que nos permiten contemplar de cerca su impresionante orografía con moles de granito que se elevan cientos de metros sobre la ribera del río.

En el Tajo

Muy cerca de Madrid, en Aranjuez, encontramos otro de los ríos de España que se puede navegar: el Tajo, el río más largo de España. Los monarcas españoles acostumbraban a dar paseos en falúas sobre sus aguas. De hecho, en este Real Sitio existe un museo dedicado a estas embarcaciones en su versión más ornamentada, el Museo de Falúas Reales (Jardín del Príncipe, cerca del embarcadero), con algunas de las embarcaciones que los reyes de España usaban para tan regia tarea. Ahora se puede navegar en las inmediaciones del Palacio de Aranjuez.

En el Guadalquivir

En Sanlúcar de Barrameda encontramos otro de los ríos que se puede navegar en España: el Guadalquivir. Desde el barrio Bajo de Guía parte el Real Fernando, un barco que remonta el río durante 14 de sus 657 kilómetros navegables para brindar a quienes se animen una nueva perspectiva de uno de los mayores atractivos naturales andaluces, el Parque de Doñana, declarado Reserva Natural de la Biosfera por la UNESCO.

También, existen paseos turísticos en barco para conocer Sevilla desde el Guadalquivir. Y varias compañías ofrecen cruceros de varios días por el río, que suelen partir del Puerto de las Delicias de la capital para conocer las principales localidades de la cuenca andaluza: Jerez, Córdoba, El Puerto de Santa María…

ríos navegables España

En el Guadiana

El Guadiana es otro de los ríos de España que se pueden navegar. Desde Ayamonte puede uno embarcarse para conocer este entorno fluvial y frontera al mismo tiempo entre España y Portugal, que incluye admirar desde el agua el imponente Puente Internacional del Guadiana, uno de los más largos de España. En el Ebro. En el otro gran río español, el Ebro, las opciones para adentrarse en sus aguas sobre la cubierta de un barco son muchas. Diferentes localidades, desde Zaragoza a Tortosa, ofrecen experiencias náuticas en el río, incluida la de navegar por su impresionante delta.