Campus logo

La simbiosis en animales y en el cuerpo humano

La simbiosis es una forma de convivencia conjunta entre dos especies de organismos. Normalmente se da entre animales pero, en este vídeo, Sandra Ortonobes, creadora del canal de Youtube "la Hiperactina", nos habla de la simbiosis en animales y en el cuerpo humano.

Para empezar a entender lo que es la simbiosis en animales y en el cuerpo humano, Sandra empieza hablándonos de la definición de “simbiosis” y “mutualismo”.

Según Sandra, la definición de “simbiosis” ha estado sujeta a debate; ya que probablemente veamos que hay muchas definiciones distintas de este término.

En la simbiosis en animales, la convivencia entre organismos es imprescindible para su supervivencia. Sin embargo, en el mutualismo, esta interacción, a pesar de que se aportan un beneficio el uno al otro, no es estrictamente necesaria.

En el vídeo, Sandra opta por escoger una definición más actual de simbiosis, algo más amplia y permisiva. Según esta definición la simbiosis abarca otras formas de convivencia como el mutualismo, el comensalismo y el parasitismo.

Distintas formas de simbiosis

Mutualismo

El mutualismo es una forma de simbiosis, que es una relación cercana y persistente entre dos organismos de especies diferentes, pero no necesariamente una en la que se ayuden mutuamente. Los beneficios aportados por cada socio es superior a los costes que pudiera ocasionar la asociación.

Parece ser que este tipo de relación ha sido clave en la historia de la evolución, por ejemplo, fueron consecuencia del mutualismo el origen de la célula eucariota, la aparición de las plantas sobre la superficie terrestre o la diversificación de las angiospermas o plantas con flores.

Las relaciones mutualistas se pueden categorizar como obligatorias o facultativas. En el mutualismo obligado, la supervivencia de uno o ambos organismos involucrados depende de la relación. En el mutualismo facultativo, ambos organismos se benefician pero no dependen de su relación para sobrevivir.

Los insectos y los animales juegan un papel vital en la polinización de las plantas con flores. Mientras que la planta-polinizadora recibe néctar o fruta de la planta, también recolecta y transfiere polen en el proceso. Las plantas con flores dependen en gran medida de los insectos y otros animales para la polinización. Las abejas y otros insectos se ven atraídos a las plantas por los dulces aromas que secretan sus flores. Cuando los insectos recolectan néctar, se cubren de polen. A medida que los insectos viajan de una planta a otra, depositan el polen de una planta a otra. Otros animales también participan en una relación simbiótica con las plantas. Las aves y los mamíferos comen frutas y distribuyen las semillas a otros lugares donde las semillas pueden germinar.

Comensalismo

El comensalismo es un tipo de relación entre dos organismos vivos en la que un organismo se beneficia del otro sin dañarlo. Una especie comensal se beneficia de otra especie al obtener locomoción, refugio, alimento o apoyo de la especie huésped, que (en su mayor parte) no beneficia ni resulta perjudicada. El comensalismo varía desde breves interacciones entre especies hasta simbiosis de por vida.

Hay cuatro tipos de comensalismo, según la relación entre los organismos:

Inquilinismo

Se trata de una relación en la que un cuerpo depende del otro para una vivienda permanente, como un pájaro que vive en el agujero de un árbol.

Metabiosis

Es este caso, un organismo forma un hábitat para el otro. Estos incluyen gusanos que viven en cadáveres o cangrejos ermitaños que usan los caparazones de gasterópodos muertos para protegerse.

La foresis

Se trata de una relación de comensalismo donde un organismo se adhiere al otro para su transporte. Algunos ejemplos son los milpiés en las aves y los pseudoescorpiones en los mamíferos.

Microbiota

Los organismos de la microbiota forman comunidades dentro del organismo huésped. Estos incluyen bacterias en la piel humana. En este caso es donde se produce la simbiosis en el cuerpo humano. La microbiota es un conjunto de  microorganismos de varias especies como las bacterias, hongos o levaduras que mantienen una relación de simbiosis en el cuerpo humano, especialmente en nuestro intestino. Al ser un lugár humedo y calentito, es el hábitat ideal para estos microorganismos, que a cambio nos ayudan en el desarrollo de nuestro sistema inmune. Además, digieren la fibra alimentaria de nuestra dieta y sintetizan vitaminas que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar por él mismo.

Parasitismo

El parasitismo se define como una relación entre dos especies en la que un organismo (parásito) vive sobre o dentro del otro organismo (huésped), causando al huésped cierto grado de daño. Un parásito reduce la aptitud de su huésped, pero aumenta su propia aptitud, por lo general al obtener alimento y refugio.

ACERCA DEL AUTOR

Sandra Ortonobés

ACERCA DEL AUTOR

Sandra Ortonobes

Sandra Ortonobes es creadora del canal de Youtube ‘La hiperactina’.