Campus logo
Aquae

Apagar una vela con CO2

Seguro que has probado diferentes maneras de apagar una vela. Por ejemplo, cubriéndola con un vaso, apretando la llama entre tu dedo índice y pulgar. Sin embargo, ¿has probado alguna vez a apagar una vela utilizando vinagre? En este sencillo experimento te contamos cómo hacerlo para que lo pruebes en tu casa. ¡Empezamos!

En este experimento vamos a utilizar uno de los objetos ornamentales más comunes en las casas: las velas. El objetivo es apagarla sin tocarla y utilizar ningún objeto para cubrirla. Prepárate para descubrir cómo apagar una vela usando CO2.

Materiales

  • Una vela.
  • Una pipeta.
  • Vinagre.
  • Un mechero.
  • Bicarbonato de sodio.

Experimento: cómo apagar una vela con CO2

  1. Coloca la vela en un vaso o en un recipiente donde sobre espacio a su alrededor.
  2. Echa bicarbonato de sodio alrededor de la vela. Procura que este caiga en el exterior y no en el interior de la vela.
  3. Enciende la vela y deja que prenda unos segundos.
  4. Luego ve echando gotas de vinagre con la pipeta sobre el bicarbonato de sodio.
  5. En unos segundos… ¡la vela se apagará!

Explicación

Por ahora has visto cómo apagar la vela usando CO2, ¿pero sabes por qué se ha producido este efecto en el fuego? Primero hay que tener en cuenta que se ha producido una reacción ácido base. En este caso, estamos utilizando vinagre, que es un ácido débil. Por otro lado, también usamos bicarbonato de sodio, que se trata de un compuesto que, disuelto en agua, se convierte en otra base débil. Con la unión  del vinagre y el bicarbonato se produce una reacción ácido base en la que se desprende un gas: CO2. (dióxido de carbono). Como ya sabrás, este es uno de los gases más contaminantes del planeta.

Seguro que sabes que para que una vela prenda es imprescindible que haya oxígeno. Si este falta, la vela se apagará de inmediato. Por otro lado, el CO2 es más denso que el aire. Por este motivo, el CO2 tiende a ir hacia abajo. Puesto que estos dos gases no pueden ocupar el mismo espacio, el oxígeno termina por subir, al ser menos denso. Si el oxígeno sube, queda fuera del alcance de la vela.  Y, como decíamos antes, sin oxígeno no es posible la combustión. Este simple proceso explica cómo es posible apagar una vela con CO2.

 

 


configDate =
cookieDate =

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Consulta la política de cookies aquí para más información. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies. También puedes configurarlas como prefieras o rechazarlas pulsando en Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: