Campus logo
Cristina Balbás

Cómo crear un indicador de pH casero

Con este experimento vamos a hacer un detector de pH casero que nos permita distinguir si las sustancias son ácidas o básicas, en base al nivel de hidrógeno que tengan. Para ello utilizaremos una planta de la familia del repollo que tiene propiedades muy particulares.

En este experimento crearemos un indicador de pH casero con el objetivo de observar el comportamiento de ciertos compuestos utilizando una col lombarda. Te preguntarás… ¿por qué una col lombarda para medir el pH? Porque tiene un compuesto orgánico natural llamado cianidina, que puede actuar como un indicador de pH. Los indicadores de pH permiten conocer si un medio es ácido o básico en función del color que apoptan. ¿Quieres cuáles son estos colores? Sigue leyendo.

Materiales

  • Vasos y cuchillos
  • Col lombarda
  • Agua
  • Sal
  • Zumo de limón
  • Vinagre
  • Alcohol
  • Detergente
  • Bicarbonato
  • Amoniaco
  • Lejía

Cómo hacer un indicador de pH casero

Dado el factor corrosivo y potencialmente tóxico de algunos de los materiales que utilizaremos en este experimento es importante que se tomen las medidas de precaución adecuadas. Entre ellas, recomendamos realizar este ejercicio en presencia de un adulto.

  1. Lamina la lombarda con ayuda de un cuchillo.
  2. Hierve la col lombarda hierve y reserva el jugo que segrega. Tiene que ser un líquido con color morado. Alternativamente,  puedes meter la lombarda en un recipiente con un poco de agua y aplastarla con la mano o con la ayuda de un utensilio de cocina. Si es necesario, añade un poco más de agua.
  3. Vierte el jugo de lombarda en 9 vasos transparentes diferentes.
  4. A continuación vierte cada uno de los 9 materiales que necesitas para hacer este medidor de pH casero. Cuando lo hagas, acuérdate de remover bien con una cuchara diferente para diluir la mezcla.
  5. Verás que las mezclas han adoptado diferentes colores. En nuestro caso, rojo, azul y verde.

Explicación

El color morado que tiene el jugo de col lombarda permite utilizarlo como líquido neutro en nuestra medición de pH. De esta manera, según vamos añadiendo compuestos vemos que éstos reaccionan de una manera u otra, pasando del color morado inicial al rojo, verde y azul. Al ver cada color entenderemos si una solución es ácida (cuando la disolución tiene un color rojo), básica (color azul) o mucho más básica (color verde).

Nuestro indicador de pH casero nos ha dado un color rojo con los compuestos ácidos (zumo de limón, vinagre). La mezcla se ha vuelto azul el medio neutro (agua). Y el verde ha aparecido en el medio más básico de todos (bicarbonato sódico, amoniaco).

Para qué es importante el pH en el cuerpo humano

Con este experimento has logrado hacer tu propio indicador de pH casero. Pero, ¿sabes realmente por qué es importante el pH en el cuerpo? Es un concepto muy importante para los seres vivos, ya que éstos solo solo pueden sobrevivir dentro de un estrecho rango de pH. Si el pH de su cuerpo o su entorno fluctúa demasiado, el organismo corre el riesgo de morir. Especialmente en el caso de los seres humanos.

Por ejemplo, la sangre es ligeramente básica, ya que tiene un rango de pH de 7,35 a 7,45. Si el pH de nuestro cuerpo se desvía ligeramente de este rango, comenzaremos a sentirnos mal. Si nuestro pH en sangre cae por debajo de 6,8 o sube hasta más de 7,8 puntos, las células de nuestro cuerpo dejarán de funcionar. E inevitablemente se producirá la muerte.

Exceso y déficit de pH: la acidosis y la alcalosis

Nuestro indicador de pH casero no es tan preciso, pero si pudiéramos medir el pH de nuestra sangre, sabríamos cuál es nuestro estado de salud. Si el pH desciende por debajo de 7,35, se  condición llamada acidosis. La acidosis es causada por una sobreabundancia de ácido en la sangre o una acumulación de dióxido de carbono en la sangre. El dióxido de carbono puede acumularse en la sangre cuando la función pulmonar es deficiente o la respiración es lenta. Los síntomas de la acidosis incluyen somnolencia, náuseas, vómitos y fatiga.

Por otro lado, cuando el valor del pH sube por encima de 7,45 puntos, se dará una condición llamada alcalosis. Esto ocurre cuando hay demasiado bicarbonato en la sangre o cuando hay un nivel demasiado bajo de dióxido de carbono en la sangre. Una situación que puede producir alcalosis es un exceso de vómito. O cuando una persona hiperventila, lo cual provoca que se expulse más dióxido de carbono del cuerpo del habitual. Los síntomas incluyen debilidad muscular, espasmos musculares y fatiga.


ACERCA DEL AUTOR

Cristina Balbás

Cristina Balbás es fundadora del proyecto Escuelab y ganadora del Premio Innova Social de Fundación Aquae 2016.