Fundación Aquae > El submarino perdido

El submarino perdido

Se hundió en el mar rumbo al sur. Debían llegar. Todos los años igual. Luego de recorrer millas, exitosamente, llegaban al reencuentro familiar. Esta vez avisaron que regresarían al puerto cercano. No llegaron. Esto desplegó que, buques, radares, aviones, países, presidentes, periodistas, radios, televisión y todo medio de comunicación del país, provincias, ciudades, barrios, familias, se preguntaran: ¿Qué pasó? ¿Un submarino no debe esconderse? Cumplió su objetivo. Nadie puede encontrarlo.

Maria Eugenia Onaha