Proteger a los animales es protegernos a nosotros

El Día Mundial del Animal conmemora la existencia de la vida animal en todas sus posibles formas. Durante este día se rinde homenaje a toda la vida animal que circunda la Tierra y que hace posible la existencia del ser humano.

La Organización Mundial de Protección Animal fue la impulsora de la declaración de este día en un congreso celebrado en Viena en el año de 1929. El principal objetivo de la celebración el Día Mundial de los Animales es eliminar la crueldad contra ellos. El día se celebra el 4 de octubre de cada año desde hace casi un siglo.

¿Por qué se celebra el Día de los Animales? 

San Francisco de Asís fue uno de los primeros grandes defensores de los derechos de los animales. Nació en el seno de una familia acomodada y dedicó gran parte de su vida al cuidado y protección de los animales. Por tanto, la Organización Mundial de Protección Animal decidió conmemorar la fecha de la muerte de este santo como el Día Mundial de los Animales. Este día tiene el objetivo de recordar la importancia de la conservación de todas las especies que, cada vez más, se enfrenta a los peligros de la acción humana.

El 40% de especies están amenazadas

Tiene todo el sentido del mundo celebrar el Día Mundial de los Animales el 4 de octubre de cada año. Y es que, actualmente, cerca del 40 por ciento de todas las especies animales del planeta corren peligro de extinción, principalmente por causas humanas. Hay un millón de especies en peligro de extinción.

Según el informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) el “estado de salud” del planeta es desolador en sus resultados: los ecosistemas y espacios naturales están disminuyendo a nivel global; la tasa de extinción de especies animales y vegetales se ha incrementado de tal manera que un millón de los ocho existentes, podrían desaparecer en cuestión de décadas; la naturaleza se está deteriorando y el ser humano verá afectada su vida con ello.

La presencia de especies nativas en la mayoría de los principales hábitats terrestres ha disminuido en al menos ha disminuido en al menos un 20%, en su mayoría desde 1900. Más del 40% de las especies de anfibios, casi el 33% de los corales y más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados. Aunque la situación de los insectos no es tan clara, hay evidencias disponibles que respaldan la estimación de que el 10% está amenazado. Al menos 680 especies de vertebrados fueron llevadas a la extinción desde el siglo XVI. Por otro lado, más del 9% de todas las razas domesticadas de mamíferos utilizados para la alimentación y la agricultura se extinguieron en 2016. Actualmente, hay, al menos, 1.000 razas más amenazadas.

Iniciativas para proteger a los animales

Las actividades durante la celebración en todos los países procuran detener estas causas, disminuyendo la caza y el consumo indiscriminado, la contaminación o el comercio ilegal, entre otras. A estas actividades se suman organizaciones sin fines de lucro, gobiernos, empresas y personas naturales por igual.

Existe un día relacionado al Día del Animal: El Día Internacional de los Derechos Animales. Este día se celebra desde 1997 con el mismo objetivo que el Día del Animal, exigiendo que todos los animales merecen el mismo respeto que los seres humanos.

Día Mundial de los Animales, 4 de octubre

Además de la iniciativa del Día del Animal, también existen otros proyectos orientados a la protección de los animales. Por ejemplo, en la actualidad existen 3 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU centrados en la protección de los animales. Concretamente, los objetivos 13 (Acción por el Clima), 14 (Vida Submarina) y el 15 (Vida de Ecosistemas Terrestres). Con ellos, la ONU propone concienciar a los diferentes gobiernos del mundo y a la población general. ¿El objetivo? Conseguir un compromiso generalizado para cuidar las especies y evitar dañar sus ecosistemas para que puedan seguir sobreviviendo.

Todo esfuerzo que hagamos será poco para proteger al maravilloso patrimonio natural de nuestros ecosistemas.