¿Qué pasa si el hielo no flota?

Si el hielo no flotase, los fondos marinos se llenarían de hielo y estos nunca se derretirían. Este ciclo continuo se debe a la diferente densidad entre el hielo y el agua. Pero en realidad existen otros tipos de hielo que no se hunden en el agua. Te damos las claves para entender este interesante fenómeno.

 

Solo basta observar las grandes masas de hielo que hay en la Antártida para afirmar que el hielo flota en el agua. Pero no podemos hacer esta afirmación de manera categórica. La cuestión está en analizar la densidad de los elementos. En este sentido, hay tipos de hielo que tienen una mayor densidad que el agua líquida. Esto significa que el hielo también se hunde en el agua. En este artículo veremos por qué.

Por qué el hielo flota

Por ejemplo, el hielo más común se llama hielo Ih, que es un hielo que no se hunde. Este tipo de hielo flota en el agua porque su densidad (0,902 kg/m³) es menor a la del agua líquida (1.000 kg/m³). El agua se cristaliza y se convierte el hielo cuando las temperaturas descienden hasta llegar los 0ºC. Así, cuando las temperaturas suben por encima de ese umbral, el hielo se derrite y se vuelve a convertir en agua.

El hecho de que el hielo flote permite que haya vida marina debajo de estas placas de hielo gigantes. Permite que los animales que están en su superficie puedan vivir y permite que el hielo se descongele por el efecto del sol, vuelva al agua y se evapore en un ciclo continuo.

Por qué el hielo se hunde en el agua

Dicho esto, existen diferentes tipos de hielo en función de su densidad. Se consigue una mayor densidad cuando las moléculas que componen el agua son sometidas a diferentes niveles de presión. Cuando la presión incrementa, las partículas quedan más comprimidas y, con ello, la densidad del agua aumenta.

Observamos que existen diferentes tipos de hielo, que se crean en función de la temperatura o la presión atmosférica a que son expuestos.

Tipos de hielo

  • Hielo Ih. La mayor parte del hielo tal y como lo conocemos. Cristaliza en forma de hexágono. Densidad de 902 kg/m³
  • Hielo Ic. baja temperatura, cúbica centrada en las caras, densidad aproximadamente 900 kg/m³. Este hielo aún no se hunde, ya que la densidad del agua es 1.000 kg/m³.
  • Hielo II. Producido por las bajas temperaturas. Tiene forma ortorrómbica y una densidad de 1.200 kg/m³. Vemos a partir de esta densidad que el hielo se hunde.
  • Hielo III. Baja temperatura. Posee cristales tetragonales y una densidad de 1.100 kg/m³.
  • Hielo V. Se crea debido a la combinación de una alta presión atmosférica y baja temperatura. Tiene una densidad de 1.200 kg/m³.
  • Hielo VI. Con cristales que tienen forma tetragonal, el hielo VI se crea en condiciones de alta presión y baja temperatura. Tiene una densidad de 1.300 kg/m³.
  • Hielo VII. Creado a partir de alta temperatura y presión. Posee una densidad de 1.700 kg/m³. Es el tipo de hielo con mayor densidad y también se hunde.
  • Hielo VIII. Tiene forma tetragonal y se produce debido a una alta presión. Tiene una densidad de 1.600 kg/m³.
  • Hielo IX. La alta presión es la responsable de su formación. Tiene una forma tetragonal y una densidad de 1.200 kg/m³.
  • Hielo XII. Este tipo de hielo se crea debido a la interacción entre una presión alta y baja temperatura. De forma tetragonal, tiene una densidad de 1.300 kg/m³.

Vemos por lo tanto que el hielo flota, sí, pero el hielo también se hunde en el agua.