¿Cuántos árboles hay en España?

Según la revista Nature, se estima la población de árboles del mundo en alrededor de 3 billones de ejemplares. En España, en el tercer Inventario Forestal Nacional (IFN3), se contabilizaron cerca de 7.000 millones de árboles.

El número de árboles en España parece ingente, pero al año se destruyen miles de hectáreas. Te contamos los datos y además la importancia y el valor de los árboles.

Número de árboles en España

Castilla y León, con 1.211 millones, y Cataluña con 1.035 millones, son las comunidades autónomas que más árboles tienen. Por extensión, Cáceres, Badajoz, Cuenca y Huelva, son las provincias de mayor extensión de monte arbolado. Y por número de árboles, es la provincia de Lérida, seguida de Gerona, Barcelona y Navarra. La provincia con mayor volumen de biomasa arbórea es Navarra, seguida por La Coruña, Asturias y Lugo.

cuántos árboles hay en España

El árbol más abundante en España, si atendemos al número de ejemplares, es la encina (Quercus ilex) y después el rebollo (Quercus pyrenaica), el haya (Fagus sylvatica), los quejigos (Quercus faginea y Q. canariensis), los robles (Quercus robur y Q. petraea) y los eucaliptos (Eucalyptus spp.)

La política de repoblación forestal consiguió que el crecimiento de árboles en España fuera de un 130% entre los años 1975 y 2009, un 1.5% anual de media. Sólo China ha superado a España en el crecimiento de sus bosques, según datos de la FAO.

Importancia y valor de los árboles

Desde el principio, los árboles nos han proporcionado dos de los elementos esenciales para la vida: alimentos y oxígeno. A medida que evolucionamos, proporcionaron necesidades adicionales como refugio, medicinas y herramientas. Hoy en día, su valor continúa aumentando y se están descubriendo más beneficios de los árboles a medida que su función se expande para satisfacer las necesidades creadas por nuestros estilos de vida modernos. Y los árboles en España no son una excepción.

Valor social y comunitario

Los árboles en España, y en cualquier parte del mundo, son una parte importante de todas las comunidades. Nuestras calles, parques, áreas de juego y patios traseros están bordeados de árboles que crean un ambiente tranquilo y estéticamente agradable. Los árboles aumentan nuestra calidad de vida al traer elementos naturales y hábitats de vida silvestre a los entornos urbanos. Nos reunimos bajo la sombra fresca que brindan durante las actividades al aire libre con familiares y amigos.

Muchos vecindarios son también el hogar de árboles muy viejos que sirven como hitos históricos y una gran fuente de orgullo de la ciudad. El uso de árboles en las ciudades para desviar la luz solar reduce el efecto de isla de calor causado por el pavimento y los edificios comerciales.

Valor ecológico y ambiental

Los árboles en España y en todo el mundo contribuyen a su medio ambiente proporcionando oxígeno, mejorando la calidad del aire, mejorando el clima, conservando el agua, preservando el suelo y apoyando la vida silvestre. Durante el proceso de fotosíntesis, los árboles absorben dióxido de carbono y producen el oxígeno que respiramos.

Un acre de bosque absorbe seis toneladas de dióxido de carbono y produce cuatro toneladas de oxígeno. Esto es suficiente para satisfacer las necesidades anuales de 18 personas. Los árboles, arbustos y césped también filtran el aire al eliminar el polvo y absorber otros contaminantes como el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y el dióxido de nitrógeno. Después de que los árboles interceptan partículas nocivas para la salud, la lluvia las arrastra al suelo.

Los árboles controlan el clima moderando los efectos del sol, la lluvia y el viento. Las hojas absorben y filtran la energía radiante del sol, manteniendo las cosas frescas en verano. Los árboles también preservan el calor al proporcionar una pantalla contra el viento fuerte. Además de influir en la velocidad y dirección del viento, nos protegen de la lluvia, el aguanieve y el granizo. Los árboles también bajan la temperatura del aire y reducen la intensidad del calor del efecto invernadero al mantener bajos niveles de dióxido de carbono.

Debido a ello, hay que cuidarlos, tanto por el beneficio del planeta como del nuestro. Y por ello desde Fundación Aqua, con nuestro proyecto de Sembrando Oxígeno, hemos plantado miles y miles de árboles en España.