COP 26: cuenta atrás para actuar contra el cambio climático

El cambio climático avanza a paso acelerado poniendo en peligro la salud del planeta y de sus habitantes. Durante las Cumbres del Clima, los líderes mundiales reflexionan sobre los efectos de la crisis climática con el fin de poner fin a estas amenazas. El próximo 31 de octubre tendrá lugar la 26º Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Glasgow.

El planeta no deja de mandarnos mensajes sobre los cambios que en él están provocando nuestras acciones: desde el calentamiento global hasta la proliferación de eventos climáticos, cada vez más extremos. Estamos en un momento decisivo para afrontar con éxito uno de nuestros mayores desafíos: la crisis climática. Y sobre esta cuestión versa la COP 26.

El último Panel Intergubernamental del Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) afirma que las emisiones y la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera sigue creciendo de forma acelerada. Ni la pandemia de la Covid-19 ha conseguido ralentizar el deterioro de nuestra naturaleza.

“Vamos con un retraso significativo para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. A menos que haya un recorte a gran escala de las emisiones de forma inmediata será imposible limitar el calentamiento a 1,5ºC”, advierte Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

¿Qué significa COP?

Las siglas COP hacen referencia a la Conferencia de las Partes (en inglés, Conference of The Parties) y en ella se engloban los 197 países, o partes, que han ratificado el  Convenio Marco de las de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

Anualmente, estos líderes mundiales se reúnen en esta convención con el objetivo de revisar, evaluar, proponer y aprobar por consenso las medidas necesarias para cumplir con los compromisos medioambientales que nos ayuden a frenar la crisis climática.  Esta Convención entró en vigor en 1992 y en ella se reconoció las graves consecuencias que está provocando el cambio climático y la concentración de gases de efecto invernadero a nuestro planeta.

Durante dos semanas, científicos, representantes internacionales, organizaciones gubernamentales y gobiernos de todo el mundo tratan de aunar esfuerzos en defensa del medio ambiente. El Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París han sido los dos acuerdos más importantes fijados en esta Conferencia de las Partes.

COP 26: ¿Por qué es importante? 

A pesar de que ya se han celebrado 25 Cumbres del Clima, la de Glasgow parece haberse convertido en una cuenta atrás para poner en marcha acciones que marquen una nueva etapa mundial. Ahora más que nunca, tomar decisiones para lograr mitigar los efectos de la crisis climática.

Muchos científicos consideran que la COP 26 será decisiva para el porvenir del planeta y la emergencia climática. La COP 26 tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre. Esta Cumbre del Clima debería haberse celebrado en 2020, pero la situación sanitaria provocada por la Covid-19 lo impidió.

COP 26

La última Conferencia de las Partes se celebró hace casi dos años en Madrid, la COP 25. Este 2021 vuelven a retomarse la celebración de estas Cumbres del Clima de forma presencial en Glasgow, concretamente en el Scottish Event Campus. El espacio de este centro estará dividido en una zona azul, donde se llevarán a cabo las negociaciones oficiales, y una zona verde, que servirá de plataforma de debate público sobre el clima.

La COP 26 arranca con la vista puesta en 2030, año límite que Naciones Unidas ha fijado para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Según los establecido en el Acuerdo de París, las emisiones para entonces deberán haberse reducido en un 40%. Pero, una última evaluación del área de Cambio Climático de la ONU advierte que, manteniéndose los planes establecidos, las emisiones de CO2 aumentarán un 16% en 2030, y con ellas lo harán también las temperaturas.

La 26º Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático debe ser el punto de encuentro que logre aunar los esfuerzos de los países para revertir esta situación. Limitar los combustibles fósiles es una prioridad para conseguirlo. Es el momento de que los líderes mundiales acuerden una serie de metas y planes de acción más ambiciosos para reducir las emisiones en los próximos años.

Sin embargo, una de las polémicas en torno a reducir el uso de combustibles fósiles gira en torno a Australia, segundo país mayor exportador de carbón del mundo. Su primer ministro , Scott Morrison podría no asistir al evento tras afirmar que su país seguirá extrayendo y exportando este combustible más allá del 2030.

Hasta el momento más de 100 líderes mundiales están presentes en esta conferencia. Entre ellos se encuentra Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, que con su participación marca el regreso al Acuerdo de París tras la salida de Donald Trump. Además, otros de los confirmados son la joven ecologista Greta Thunberg, el científico y naturalista David Attenborough y la Reina de Inglaterra.

Algunos de los temas que se tratarán durante la celebración de este evento serán: la movilidad sostenible, en una apuesta por los coches eléctricos; acelerar de forma progresiva la energía del carbón; y reducir la deforestación.

Otra de las cuestiones que se deberán abordar en esta COP 26 es la adaptación de los países a los cambios del clima como consecuencia del aumento de la temperatura global y de los efectos del cambio climático.

Proteger y restaurar los ecosistemas, frenar la perdida de la biodiversidad y dotar al planeta de una justicia climática que ayude a prevenir  y mitigar los desastres climáticos son solo algunos de los objetivos que deberán fijarse.

Los acuerdos históricos de las Cumbres del Clima 

La primera de estas Cumbres del Clima tuvo lugar en Río de Janeiro (Brasil) en 1992. La preocupación de la comunidad científica internacional llevó a poner sobre la mesa la importancia de reducir la emisión de gases de efecto invernadero para preservar la vida en la Tierra. Esta conferencia daba el pistoletazo de salida a una serie de conferencias de alto nivel que, este 2021, ya alcanza su 26º edición.

Sin embargo, no fue hasta la COP 3 cuando se ratificó el primer acuerdo internacional. Fue en la celebrada en Kyoto en 1997 y en ella se limitaba la emisión de gases nocivos a la atmosfera. Dio lugar al Protocolo de Kyoto cuyo compromiso era reducir las emisiones en un 5,2% entre 2008 y 2012 con respecto a los niveles de 1990.

Los objetivos y compromisos recogidos en este protocolo eran diferentes para cada Estado. Los países que más han reducido sus emisiones de CO2 han sido los correspondientes a los países del centro y este de Europa, pero esto fue debido al derrumbe de sus sistema económico e industrial. Por el contrario, fueron los países que más han incrementado sus emisiones son Asia, Oriente Próximo, África y parte de Latinoamérica.

Actualmente, el Protocolo de Kyoto se ha sustituido por la cumbre de Marrakech y el Acuerdo de París, que también surgió de otra de las Cumbres del Clima. Fue 18 años  después y es otro de los acuerdos más importantes en torno al clima y la lucha contra el cambio climático.

El Acuerdo de París surgió en la COP 21 y en el se establece la decisión de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 °C por encima de los niveles pre-industriales, y perseguir esfuerzos para limitar el aumento a 1.5 °C. A través de este acuerdo se buscaba reducir significativamente los riesgos y efectos de la crisis climática en nuestro planeta.