Claves para evitar el calentamiento global

El calentamiento global no es un mito. Desde hace siglo y medio, después de que la revolución industrial cambiara formas de producción y comercialización a escala mundial, la energía utilizada para tales fines ha traído consecuencias nefastas en la salud de nuestro planeta.

Para que no dudes de la realidad de este tema, aquí te compartimos algunas evidencias sobre la seriedad del problema y sus consecuencias reales. Indicaremos, además, cómo evitar el calentamiento global mediante prácticas alternativas.

¿Qué podemos hacer para evitar el calentamiento global?

Pruebas tangibles sobre la realidad del cambio climático

  • Aumento de los picos en la temperatura ambiental. Esta es la consecuencia más grave y de la que dependen los problemas sucesivos.
  • Incremento de la temperatura en los glaciares. En el Ártico han aparecido 5 nuevas islas como producto del deshielo, y el nivel del mar ha subido.
  • Fenómenos meteorológicos extremos. Aumenta la evaporación del agua y, en consecuencia, la intensidad de huracanes y tormentas.
  • Ecosistemas en riesgo. Más del ochenta por ciento de la tierra libre de hielo en el mundo está en riesgo de que sus ecosistemas sufran una transformación profunda en los próximos años y así lo han revelado numerosos estudios, como el del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, en Alemania. Los cambios en los ecosistemas podrían incluir que los bosques boreales se transformen en sabanas templadas, los árboles crezcan en la tundra ártica helada o, incluso, una muerte progresiva de algunos de los bosques tropicales del mundo.
  • Salud humana en riesgo. Inundaciones y sequías se alternan para dañar cosechas, indispensables en la supervivencia.

Soluciones para el calentamiento global

En vista de la gravedad del caso, y para evitar así que la situación se escape de las manos, la comunidad científica se dio cita en Madrid en la COP25 (la Conferencia de Naciones Unidas por el Cambio Climático) en diciembre de 2019, con el objetivo de concienciar sobre la situación actual de emergencia climática.

El objetivo general es reducir el incremento de la temperatura a niveles preindustriales, es decir, 2ºC por debajo de las medidas actuales causadas por el aumento del efecto invernadero. Por lo tanto, la reducción en la emisión de gases en fábricas, medios de transporte o en actividades comerciales es la prioridad en el nuevo siglo.

Si esto no se logra, según análisis realizados sobre el calentamiento global por diferentes científicos, en la década de 2040 la humanidad alcanzará su tope máximo en cuanto a contaminación ambiental y los efectos devastadores en el medio ambiente serán indeterminables.

El acuerdo de la COP 25 allana el camino para cumplir los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero. Pero deja en manos de la Cumbre de Glasgow, en 2020, que los países presenten objetivos más ambiciosos en cuanto a reducción de CO2.

cómo evitar el calentamiento global

Tu compromiso personal contra el calentamiento global

La gran mayoría de los gobiernos y empresas del mundo están asumiendo su responsabilidad en la preservación de nuestra especie. El control sobre las emisiones de carbono es crucial en la lucha contra el cambio climático, que está envenenando el planeta y que es el principal causante del calentamiento global.

Sin embargo, esta lucha recae directamente sobre cada uno de nosotros. En nuestra actitud y comportamiento residen muchas claves para evitar el calentamiento global. Está claro que gastamos más energía de la que necesitamos, así que es necesario tomar medidas ya para no malgastar recursos y reducir las emisiones. A continuación, te damos una serie de recomendaciones.

Seis medidas para evitar el calentamiento global

Basta realizar sencillas tareas diarias que formen parte de nuestro comportamiento natural para lograr cambios significativos que, a medio plazo, traerán beneficios notables a nuestra salud colectiva.

  1. Usa menos tu coche y más el transporte colectivo. Si la topografía de tu localidad lo permite, usa la bici para reducir las emisiones de CO2.
  2. Utiliza electrodomésticos ahorradores de energía. Apágalos cuando no los uses y regula el termostato de tu equipo calefactor o refrigerante.
  3. Consume alimentos de tu localidad. Con esto estarás evitando emisiones por transporte.
  4. Ahorra el agua. Cierra el grifo cuando no lo uses y realiza mantenimiento sobre el buen funcionamiento del sistema.
  5. Utiliza productos biodegradables. Así, evitas contaminación por plásticos, pesticidas o detergentes nocivos para el medio ambiente.
  6. Crea lazos con vecinos para compartir alternativas. Estos grupos son indispensables al exigir medidas sostenibles ante las autoridades.

Una de las medidas que se sigue investigando es la de capturar el CO2 de la atmósfera para almacenarlo bajo tierra; además de generar nubes artificiales para que rebote una parte de luz solar y así conseguir que la temperatura no ascienda tanto.

En cualquier caso, tienes muchas acciones que están en tu mano y que puedes llevar a cabo sin complicarte. Cambiar nuestro destino climático también depende de ti.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: