David Attenborough: el naturalista que predijo la crisis climática

David Attenborough fue una de las primeras personas en comprender la importancia de pérdida de la biodiversidad y la llegada del cambio climático, incluso antes de que este término se viralizara . El científico británico es uno de los divulgadores más conocidos por su faceta televisiva y un auténtico pionero de los documentales sobre naturaleza y medio ambiente.

En 1926 nacía en Londres David Attenborough. Ya de niño, David era un gran recolector de todo tipo de objetos vinculados a la naturaleza, desde fósiles hasta rocas y otros especímenes naturales.

En 1952, David empezaría a trabajar en la BBC. Este sería el inicio de una larga trayectoria que le llevaría a lograr el reconocimiento de la audiencia de gran parte del mundo, así como a reinventar el documental de historia natural. Pero no solo eso, también a contagiar su amor por la naturaleza a grandes y pequeños de todo el planeta.

Su relación con la producción de documentales sobre naturaleza se iniciaría con una serie de tres capítulos titulada Patrones Animales. Fue aquí donde conoció a Jack Lester, responsable del zoo de Londres, y juntos produjeron En Busca del Zoo, una serie que mostraba al público diferentes expediciones basadas en la búsqueda de determinadas especies de animales por el mundo.

En 1973, y tras renunciar a ser director de programas de la BBC, se convertía en el presentador de la serie Hacia el Este con Attenborough. Aquí, el naturalista acercaba al público la historia de la fauna y flora del Sur de Asia.

Su primer gran éxito llegaría con la Vida en la Tierra, un ambicioso proyecto para el que la BBC se asoció con Warner Bross y Reiner Moritz Productions. Esta serie documental, vista por unos 500 millones de personas en todo el mundo, estaba compuesta por 13 episodios en los que David Attenborough nos descubría la historia natural de los lugares más recónditos del planeta. Uno de los momentos más celebres de esta serie fue el encuentro entre Attenborough y un grupo de gorilas de montaña en Ruanda.

A esta serie documental, le seguiría en 1984, El Planeta Viviente: un retrato de la Tierra. Los 12 episodios que componen esta serie documental la convierten en un auténtico estudio del comportamiento de los seres vivos y su capacidad de adaptación a cualquier tipo de entorno. Sudán o el Himalaya son algunos de los rincones que David recorre y cuya grabación fue realmente complicada debido a las dificultades geográficas que presentan estas zonas.

Como curiosidad, para esta serie, tendrían que esperar dos años para poder enseñarle al mundo, a través de la pequeña pantalla, la erupción de un volcán. Esta era la única forma que David tenía de mostrar la grandeza de nuestra naturaleza y su implacable comportamiento.

David Attenborough y su defensa del planeta 

Mucho ha llovido desde la producción de estos documentales que mostraban la gran diversidad biológica de nuestro medio natural. Ahora, testigo de primera mano del deterioro medioambiental de nuestro planeta, intenta concienciar sobre el cambio climático y la extinción de especies que estamos padeciendo. Y es que, tras dedicar media vida a enseñar al mundo la riqueza de nuestra biodiversidad, observa a diario como esta desaparece a un ritmo vertiginoso.

David Attenborough es uno de los naturalistas más importantes que logró predecir el cambio climático antes de que el término se viralizase

“Solo los seres humanos podemos crear mundos para después destruirlos”, sentencia David en una de sus múltiples entrevistas. El compromiso del naturalista trasciende a la pequeña pantalla, y aún a sus casi 100 años, sigue con un papel activo para frenar, de una vez por todas, el impacto ambiental que sufren nuestros ecosistemas.

En 2020 se estrenaba un nuevo documental con el que volvería a remover conciencias en materia ambiental. Y es que, en esta nueva producción, ahonda en la difícil situación en la que se encuentran aquellos espacios naturales que David visitaba en los años 50 y que lo convirtieron en la cara más famosa de los programas de naturaleza.

David Attenborough: Una vida en nuestro planeta es una pieza clave que trata de honrar a una de las figuras más importantes entre los naturalistas destacando su papel en la defensa y la protección de nuestro medio natural. Por esta razón, más de 20 especies entre plantas y animales han sido bautizadas en su honor. Entre ellas, la hierba Hieracium attenboroughianum, el saltamontes Electrotettix attenboroughi y el dinosaurio Attenborosaurus.

▶  Conoce, en este enlace, a los referentes ambientales más relevantes de la historia.