Galería

La colonia

La colonia

Antón soltó las manos de su hija, la miró fijamente a los ojos y cerró los suyos para retener el impulso de su vibrante mirada; giró y recorrió a ciegas los doce pasos medidos que le separaban del centro del escenario. Buscó el destello de los focos, tomó aire, y aguantó el impacto del silencio que irrumpió amenazador sobre el Olimpo Arena en cuanto abrió sus ojos, y cesaron los épicos acordes del himno de Arizón. Sonrió un momento, y dijo algo que nadie esperaba oír: Apreciados colonos, a partir de ahora la moneda oficial en Marte será el watio.

Nick: Phineas Theron

0
Votos
22
Vistas
13 Days
de su publicación