Campus logo

Comunidades de innovación

Cecilia Tham, Arquitecta por Harvard University, fundadora y mastermind del MOB-Makers of Barcelona y del primer Fab Café de España. Según ella, la innovación choca contra un muro cuando se hace de forma individual. Se desarrolla necesariamente en comunidad. Pero ¿cómo crear la comunidad que mejor se adapta al proyecto innovador que se quiere emprender?

El impulso de crear es uno de los impulsos humanos más básicos. Ya en la Edad de Piedra, utilizábamos materiales de nuestro entorno para crear herramientas para resolver los problemas que encontrábamos. Y en los millones de años transcurridos desde entonces, nunca hemos dejado de crear. De hecho, el surgimiento de la civilización se define en gran medida por el progreso de la tecnología de un tipo u otro. La cultura maker en educación persigue algo parecido: aprender a crear.

El movimiento maker valora la pasión humana y la capacidad de hacer que las cosas sucedan y resolver problemas en cualquier lugar y en cualquier momento.

El movimiento Maker y los consumidores

El Movimiento Maker es más importante ahora que nunca, ya que anima e inspira a las personas a pasar de consumidores pasivos a creadores activos y, al mismo tiempo, impulsa a las personas a gastar su dinero en artículos hechos a mano y elaborados localmente que se perciben como de mayor calidad. Los consumidores son cada vez más inteligentes y conocedores de su poder adquisitivo. Quieren transparencia en sus productos y aprecian el toque de la mano cuando se trata de en qué están gastando dinero. Las grandes marcas están tomando nota y agregando líneas de productos “maker” o inspirándose en el Movimiento Maker e incorporándolo a sus productos.

Las aulas que celebran el proceso de diseño y creación, que incluyen la superación de desafíos, producen estudiantes que comienzan a creer que pueden resolver cualquier problema. Los estudiantes aprenden a crear y a confiar en sí mismos como “solucionadores de problemas” competentes que no necesitan que se les diga qué hacer a continuación. Esta postura puede ser un cambio crucial para los niños que están acostumbrados a recibir instrucciones explícitas cada minuto de cada día. También puede iluminar a los profesores cómo la evaluación auténtica puede funcionar realmente en el aula.

¿Qué es la cultura maker en educación?

La cultura maker en educación lleva el movimiento Maker al entorno escolar para brindar a los estudiantes un aprendizaje práctico que promueve la creatividad, la consideración, una comunidad de aprendizaje y el intercambio de ideas. Por otro lado, se fomenta la idea de que cada persona puede aprender a crear lo que quiere ver o utilizar para resolver un problema o una necesidad. La cultura maker en educación combina las nuevas tecnologías con las artes y oficios de la vieja escuela y la educación profesional, en un entorno nuevo e innovador.

La cultura maker en educación ofrece un enfoque transformador de la enseñanza y el aprendizaje. Esta se basa en las necesidades reales y relevantes de los alumnos y los seres humanos en general. Es un enfoque que coloca el interés de los estudiantes en el centro, pidiéndoles que sean más conscientes del diseño del mundo que los rodea y que comiencen a verse a sí mismos como creadores que pueden manipular y resolver problemas del mundo real. El aprendizaje centrado en el creador desarrolla esa conciencia a través de experiencias interactivas, abiertas, impulsadas por los estudiantes y multidisciplinarias que permiten el tiempo y el espacio necesarios para desarrollar diversas habilidades, conocimientos y formas de pensar. En entornos de aprendizaje centrados en el creador, los estudiantes imaginan, diseñan y crean proyectos que alinean el contenido del aprendizaje con la aplicación práctica. La cultura maker en educación puede sacar a la luz el conocimiento profundo y la resiliencia tanto en los estudiantes como en las comunidades. Les puede enseñar que pueden aprender a crear, creando más espacio para diferentes formas de conocer y compartir el conocimiento.

¿Cómo se aplica?

La educación de Maker puede ocurrir con cartón y cinta adhesiva; un telar y lana; el viejo coche de tu tío; robots y LED; mantequilla y azúcar y harina y calor. Puede abarcar varios tipos de aprendizaje. Entre ellos, se incluye el aprendizaje comunitario, el aprendizaje ambiental, la educación sobre inventos y un aprendizaje más profundo y otros enfoques para transformar el panorama educativo tradicional.

ACERCA DEL AUTOR

Cecilia Tham
Graduada en Biología por la Emory University y graduada y Máster en Arquitectura por Harvard. Cecilia es fundadora y mastermind de MOB Makers of Barcelona FabLab, design Ambassador de W Hotels y profesora en la Parsons Design School de Nueva York (Estados Unidos). También es recipiente y participante de Singularity Global Solutions Program 2017.

ACERCA DEL AUTOR

Cecilia Tham

Arquitecta por Harvard University y Maker. Fundadora y mastermind del MOB-Makers of Barcelona y del primer Fab Café de España.