Cómo ahorrar agua en mi jardín

Aquí te contamos 12 trucos para que puedas ahorrar agua en el jardín y contribuyas de esta forma al cuidado del planeta.

El jardín es uno de los lugares donde más se puede malgastar el agua, dependiendo, obviamente, del tamaño y otras variables. Por ello ahorrar agua en el jardín puede ser una gran idea, y sobre todo muy sencillo de llevar a cabo.

12 consejos para el jardín

Quizás no todos sean aplicables en tu jardín, pero unos cuantos seguro que sí.

  • Aprovecha la primavera y el otoño para plantar el césped y las plantas del jardín, las necesidades de riego son menores.
  • Riega las plantas o el jardín por la noche.
  • Usa plantas autóctonas resistentes a la sequía.
  • Utiliza una capa de guijarros alrededor de las plantas para reducir la evaporación.
  • Instala un dispositivo detector de lluvia en los aspersores para evitar el riego innecesario.
  • Utiliza árboles y plantas que consuman poca agua.
  • Una clave para ahorrar agua es que el césped del jardín está inactivo en invierno y requiere tan sólo un riego al mes, si hay lluvias.
  • Añade estiércol vegetal a tus plantas, ayuda a mantener la humedad en el suelo.
  • Utiliza los aspersores que lanzan gotas grandes de agua al suelo, cuanto más pequeña es la gota más facilidad habrá de evaporación antes de caer al suelo.
  • Ajusta tu horario de riego a cada estación, riega el césped en verano cada tres días y en invierno cada cinco.
  • Airea el jardín, haz pequeños agujeros en el césped cada 20 centímetros, así el agua penetrará mejor en el suelo y evitarás que se escape por la superficie.
  • Agrupa las plantas que necesitan la misma cantidad de agua.
  • Mueren más plantas por un exceso de riego que por su falta.

Foto: Kaboompics // Karolina

¿Cómo ahorrar agua en casa?: 10 ‘tips’  básicos

Además del jardín, obviamente dentro de casa también hay que ahorrar el máximo de agua posible. Como complemento a los otros consejos, os presentamos estos 10 también.

  1. Cierra los grifos siempre que no los uses, aunque te parezca poco tiempo: mientras te enjabonas el pelo, te cepillas los dientes, fregando utensilios de cocina, mientras te afeitas..
  2. Dúchate en lugar de bañarte, una ducha gasta un 50% menos de agua. Una ducha de 5 min, ahorra unos 3.500 litros al mes. Un consejo muy importante para rebajar la huella hídrica.
  3. Recoge el agua que sale del grifo mientras esperas a que se caliente, y reutilízala para regar, fregar el suelo, lavar ropa a mano, etc.
  4. Utiliza reductores de presión para la ducha con el objetivo de ahorrar agua.
  5. Coloca 2 botellas llenas dentro de la cisterna y ahorrarás de 2 a 4 litros cada vez que la uses y no emplees el inodoro como papelera.
  6. Pon la lavadora, el lavavajillas y similares cuando estén totalmente llenos para ahorrar agua. Poner la lavadora cuando esté llena te puede hacer ahorrar de 2.500 a 2.800 litros cada mes.
  7. Descongela los alimentos en la nevera o a temperatura ambiente, pero no bajo el chorro del grifo.
  8. Agua fría en la nevera. Si dejas siempre una jarra de agua fría en la nevera no tendrás que esperar cuando abras el grifo a que salga fresca.
  9. Similar al jardín, con macetas, mejor utiliza plantas autóctonas, así no te excederás en el uso de agua para regar. Aprovecha también a recoger el agua de lluvia. Riega tus plantas al amanecer o al anochecer.
  10.  Arregla enseguida cualquier fuga de agua: un grifo goteando puede suponer hasta 40 litros de agua al día.

Además, estos 7 inventos para no desperdiciar agua pueden ayudarte en esta misión.