Los arrecifes de coral, en riesgo por los microplásticos

Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas marinos más antiguos en el planeta. Han sobrevivido millones de años. Pero el cambio climático y la actividad humana los están poniendo en grave peligro. Sobre todo, por la acción de los microplásticos que han llegado hasta ellos.

Además de por el cambio climático y la subida de la temperatura del agua, los arrecifes de coral tienen otra amenaza más: los microplásticos.

Los arrecifes de coral: un ecosistema esencial

Los arrecifes de coral ocupan alrededor del 0.5% del fondo marino. Son complejas estructuras formadas a lo largo de miles de años como resultado de la acumulación de esqueletos de carbonato de calcio de las especies de coral que contribuyen a la formación de sus arrecifes. Y se encuentran en grave peligro debido al cambio climático. al calentamiento global y a los microplásticos.

A pesar de que su porcentaje en relación con otros ecosistemas marinos resulta muy reducido, la importancia de los arrecifes de coral es enorme. Cuenta con una gran diversidad de vida animal y vegetal, facilita la circulación de nutrientes a través de su intricada red alimentaria y proporciona sustento en diferentes niveles a dicha red.

Además de la riqueza natural y que muchas especies depende de ellos para sobrevivir, los arrecifes de coral también ayudan al ser humano. Porque proveen de alimentos a través de la pesca, protegen de inundaciones y son un gran soporte económico para algunas zonas a través del turismo. A su vez, ofrecen materias primas para algunos medicamentos, en especial, para combatir el cáncer.

arrecifes de coral, amenazados por microplásticos

Los microplásticos, una gran amenaza

Los plásticos desechados en el medio ambiente se descomponen en fragmentos cada vez más pequeños. Son los llamados microplásticos, que miden menos de cinco milímetros, y son una preocupación ambiental cada vez mayor.

Los microplásticos están muy extendidos en todo el medio ambiente y son ingeridos por animales en todos los niveles de la red alimentaria, incluidos los más pequeños. Esto representa un problema significativo para los arrecifes de coral, dado que dependen de las relaciones simbióticas entre los diferentes organismos.

Una población natural reduciéndose

Los arrecifes de coral son invertebrados que dependen de las algas que viven dentro de ellos y que fotosintetizan compuestos ricos en energía y nutricionales. Las algas a su vez reciben nutrientes de los desechos metabólicos de los corales. Es un sistema que se retroalimenta.

Una investigación expuso a un conjunto de algas a microplásticos. El resultado fue que experimentaron una reducción significativa en el tamaño de la población y de las células, a pesar de que el contenido de clorofila aumentó ligeramente.

Estos cambios aumentan los niveles de estrés celular y deprimen la capacidad de la célula para desintoxicarse, lo que culmina en la disminución de la salud de las células de algas expuestas a los microplásticos.

El contaminante emergente de los microplásticos afecta la salud de los arrecifes de coral y esto es particularmente preocupante, ya que es una población ha disminuido en casi un 50% en todo el mundo.

arrecifes de coral, amenazados por microplásticos

Los arrecifes de coral y el calentamiento global

Los arrecifes de coral son muy sensibles a los cambios de temperatura de las aguas marinas y viven de la simbiosis con esas algas que se encuentran en su interior y de las cuales reciben energía. Al subir la temperatura demasiado, esta simbiosis que da vida y energía al arrecife de coral se rompe.

Cuando esto se produce, los arrecifes de coral se debilitan, pierden su color y se blanquean. En esta situación, el coral puede sobrevivir días, semanas o, incluso, meses, pero finalmente pierden la vida. Una pérdida de gran relevancia para la salud de los océanos, del planeta y del ser humano.