Las distintivas orejas de las liebres

¿Cómo se puede distinguir, viendo estas imágenes tomadas en la Naturaleza, los machos de las hembras de liebre sólo por la posición de las orejas? En este clip Natura está la solución.

La Liebre pertenece a la familia de las leporidae, una de las especies más conocidas. Su tamaño varía de entre 40 a 70 centímetros según la especie. Las orejas son su rasgo más peculiar que permite diferenciar a simple vista entre machos y hembras: si la liebre echa las orejas hacia atrás es hembra y si la deja erguidas es macho.

La liebre posee un pelaje pardo-grisáceo que les sirve para camuflarse de sus depredadores. Además cuenta con unas largas patas traseras gracias a las cuales consigue correr a gran velocidad para huir de sus enemigos. Son animales vegetarianos, solo se alimenta de hierbas y plantas. Las madres forman rápidamente a sus crías para su independencia y abandono de la madriguera.

“Lo que está pasando es que,
aunque hay partos todo el año,
es con las flores cuando nacen más lebratos,
cuyos padres distinguimos por las orejas.

Dicen los que saben
que si al arrancarse echa la liebre las orejas hacia atrás,
es una hembra.
Y si las deja erguidas,
un macho.

En los ojos de la liebre
podemos ver lo que mira
también la luz en la ventana
del taller de Durero
al pintar una liebre silvestre
en 1502.

Pero
para distinguir
de lejos,
los sexos,
hay que fijarse en las orejas.

En los lebratos recién nacido es pronto,
aunque sean tan precoces
que traigan los ojos abiertos,
y todo el pelo.

Las liebres que se arrancan
con las orejas
hacia atrás
son hembras.

¿Qué es esta liebre….?

Me ha parecido un macho.”

Mónica Fernández Aceytuno

 


configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: