El Búho Real, el ave rapaz que caza en la oscuridad

El canto del búho real, el ave rapaz nocturna más grande de Europa, puede identificarse a varios kilómetros de distancia. El conejo común o europeo es una de las presas favoritas de una especie distribuida por gran parte de la Península Ibérico que cuenta con un pecho blanco que deja al descubierto cuando canta.

El Bubo Bubo es el nombre científico que recibe el Búho Real, un ave rapaz nocturna muy conocida por su canto que puede ser identificado a kilómetros de distancia. Es una especie de ave estrigiforme de la familia Strigidae, que sobresale por su majestuosidad.

Lo más característico es su pecho blanco que deja al descubierto cada vez que canta, especialmente cuando hay luna llena. Este tipo de búho es el ave rapaz nocturna más grande de Europa. Cuenta Penteriani que el búho real canta mucho con la luna llena, como si ululara a la mancha blanca del cielo.

De su aspecto destacan sus ojos color naranja, su corpulencia y sus garras. Esta rapaz posee un plumaje críptico con tonos leonados, pardos y marrones. Cuando alza el vuelo, sus plumas desflechadas omiten cualquier tipo de sonido convirtiéndola en un ave silenciosa y solitaria, como si se borrara lo escrito en el aire. El búho real volando presenta unas plumas más anchas y más redondeadas que las de un águila.

¿Dónde vive el búho real?

Su distribución tiene lugar mayoritariamente en Eurasia y el norte de África, cubriendo un espacio tan grande sobre todo debido a su capacidad de adaptación a los diferentes entornos. Esto hace que se pueda encontrar en hábitats tan diferentes como zonas semidesérticas, tundras, bosques de coníferas o el matorral mediterráneo. Aunque si hubiera que destacar algún lugar en el que se sienten especialmente cómodos estos serían, sin duda, los barrancos y acantilados rodeados de gran cantidad de árboles.

Se expande por casi toda la superficie de la Península Ibérica, con las siguientes excepciones: el valle del Guadalquivir, el noroeste, ambos archipiélagos y Ceuta y Melilla.

¿Qué come y cómo se reproduce?

Es una especie depredadora que, gracias a su visión, es capaz de detectar y capturas a sus presas en plena noche. Su presa habitual es el conejo común o europeo, aunque también captura otras como el erizo europeo y una amplia variedad de aves, reptiles, peces y anfibios.

Una de sus características es que puede adaptarse a presas grandes y pequeñas, consistiendo la caza en aprovechar su agudeza visual para detectar a la presa y descender a gran velocidad sobre ella. El búho real utiliza sus garras para darles muerte.

La cría del búho real en España está muy asociada a las rocas, aunque es conveniente resaltar que su cría en cautividad es sencilla. Desde primeros de año, siempre que haya alimento, puede haber hembras con pollos. El canto nupcial puede escucharse desde el otoño, aunque la puesta anual se produce en los primeros meses del año. Así, la nidificación de este territorial animal se produce en troncos de árboles o acantilados sin que se aporte ningún material para su desarrollo.

El búho real está siendo menos perseguido que años anteriores, lo que permite su conservación y supervivencia. De hecho, se estima que en la actualidad se está expandiendo. Actualmente sus principales amenazas son la disminución de sus presas, especialmente el conejo, y el impacto contra los tendidos eléctricos, cada vez más comunes.