El Águila Calzada, el águila más pequeña de España

El águila calzada, nuestra águila más pequeña, ya no emigra en invierno. Es una gran cazadora y guarda cierta similitud con el águila perdicera, no así en su tamaño, más cercano al de una gaviota. En este Clip Natura nos planteamos los retos que supone para algunas especies la creciente desertificacíón de nuestro país.

El águila calzada, nuestra águila más pequeña, ya no emigra en invierno y se está sedentarizando. En este Clip Natura nos planteamos los retos que supone para algunas especies la creciente desertificacíón de nuestro país.

De entre todas las especies que existen de águilas, con la que guarda mayor similitud físicamente, es con la perdicera, aunque esta última es mucho más grande. Para poder hacerte una idea del tamaño de esa ave, podríamos compararla con una gaviota, siendo esta última de mayor tamaño y envergadura, a pesar de esto, es una excelente cazadora por lo que, al igual que el resto de águilas, cuenta con unas garras muy potentes y un pico que le ayudará a dar muerte y despedazar a sus presas.

¿Dónde vive y qué come el águila calzada?

El águila calzada en España se puede encontrar en áreas forestales y parcialmente arboladas, sobre todo en el centro y oeste peninsular. En concreto, se puede observar en pinares de montaña, encinares o bosques caducifolios. No nos encontramos ante un ave muy exigente en cuanto al hábitat, pero sí es una especie que requiere de parajes arbolados para criar.

Ambas zonas (oeste y centro peninsular) cuentan con la mayor población europea de una especie cuya alimentación es fundamentalmente a base de conejos, lagartos y aves de tamaño mediano como son las perdices, las codornices, las palomas torcaces o los mirlos.

La población europea se considera estable, entre las 4.400 y las 8.900 parejas reproductoras. Pero sí es cierto que en las últimas décadas se ha producido un incremento de su población en nuestra geografía.

Águila calzada en vuelo

Los planeos majestuosos son la principal seña de identidad de un vuelo único. En él, el águila calzada efectúa frecuentes aleteos y, llegado el momento de cazar, se lanza en picado y a gran velocidad hacia sus presas. Para ello utiliza su fuerte pico y sus garras. Si nos fijamos en detalle en su vuelo se puede observar que, a diferencia de otras rapaces, cuenta con un borde traslúcido en su cola y alas.

También son espectaculares los denominados vuelos nupciales del águila calzada. Con ellos se consolidan las parejas y proceden a la construcción de un nido que suele ubicarse en la horquilla de los árboles. Mientras que la puesta se produce entre mitad de abril y mitad de mayo, después el proceso de incubación se extiende entre los 36 y 38 días, correspondiendo fundamentalmente a la hembra.

Curiosidades sobre esta ave

El nombre de águila calzada le viene a una característica muy interesante, y es que los tarsos de las patas, a diferencia del resto de especies, cuentan con un plumaje muy denso y por lo tanto es como si tuviera unas calzas

Entre sus principales amenazas destacan la degradación de las zonas forestales y el impacto que tienen, por ejemplo, los incendios que sacuden nuestro país durante el verano. También les afecta el desarrollo de actividades ganaderas próximas a sus nidos y el propio expolio de estos.