fbpx
Fundación Aquae > Noticias > ¿Tiene el tiburón de Groenlandia 512 años?

¿Tiene el tiburón de Groenlandia 512 años?

La sorprendente longevidad que puede alcanzar el tiburón de Groenlandia o tiburón boreal ha sido sometida a estudio, haciendo una estimación de que podrían vivir más de 500 años.

20/06/2019
Compartir en

El Somniosus microcephalus o tiburón de Groenlandia o tiburón boreal, es una especie de escualo que habita en las aguas del océano Ártico, considerado el pez de mayor tamaño de esta zona. Su longitud puede llegar a ser de seis metros de largo, con la peculiaridad de que tan solo crece un centímetro por año. Se encuentran nadando de manera muy lenta en las aguas del norte del océano Atlántico y del glacial Ártico, cerca de Groenlandia e Islandia.

Una curiosidad de este tipo de tiburones se encuentra en que alcanzan la madurez sexual a los 150 años. Los expertos creen que esto se debe a que solo pueden conseguirlo cuando miden cuatro metros de largo, por lo que, si crecen tan solo un centímetro al año, deben esperar esos años para poder reproducirse.



En agosto de 2016 se publicó en la revista Science un estudio alrededor de este escualo a partir de muestras de 28 tiburones hembras de esta especie -todas ellas pescadas de manera accidental-. La conclusión fue que, al menos, viven 272 años y que, potencialmente, podrían llegar a vivir 512 años. Pero no ha podido demostrarse que exista ejemplar alguno que haya llegado a superar los cinco siglos de existencia, aunque sí la existencia de hembras que, como poco, han vivido esos 272 años, convirtiéndose en la especie de vertebrado más longevo de la Tierra.

El famoso tiburón de Groenlandia que fue encontrado hace un par de años y que se anunció como una especie de 512 años, en verdad, no ha podido concretarse de ser así. Sí que era el más grande encontrar, con más de cinco metros de longitud, pero su edad se estimó finalmente, en 392 años.

Debido a su lento ritmo de vida y que posee una tasa de crecimiento bastante relajada, siempre se consideraba que podían vivir muchos años, pero hasta hace poco no se pudo precisar o determinar su edad. A diferencia de otros tiburones, como el blanco, que posee un tejido calcificado que puede usarse para averiguar su edad, el de Groenlandia es un escualo extremadamente blando. No posee en todo su cuerpo ninguna parte dura en la que depositarse capas de crecimiento.



Pero encontraron la manera de poder averiguar algo sobre su edad a partir de sus ojos. La lente del ojo del tiburón está formada por un material que contiene proteínas metabólicamente inertes. Una vez sintetizadas en el cuerpo, estas proteínas no se renuevan más, permitiendo con ello una datación por radiocarbono. La datación por carbono no produce fechas exactas, pero se estimó que el ejemplar pudo haber nacido entre el 1501 y el 1744, pero su fecha más probable es a principios del siglo XVII.

El dato amargo es que los 28 tiburones estudiados murieron debido a que fueron atrapados por redes de pesca. Después de décadas sobreviviendo a todo tipo de transformaciones, acabaron en las redes del ser humano.

 

Compartir en