La acción humana está alterando la biodiversidad

El análisis de variación en la riqueza y composición de la biodiversidad por parte de un grupo de investigadores muestra que las especies están transformándose alrededor del mundo de manera muy rápida, debido a la acción humana. Afecta en particular a los biomas marinos tropicales.

La acción humana están alterando la biodiversidad. Esta es la gran conclusión de un estudio publicado en la revista Science a cargo de un grupo de científicos dirigido por el Centro Alemán de Investigación Integrativa sobre Biodiversidad (iDiv), la Universidad Martin Luther Halle-Wittenberg (MLU) y la Universidad de St Andrews. Unos hallazgos que revelan que las altas tasas de extinción de especies están cambiando el mapa de la biodiversidad en diferentes regiones del planeta. Esto es debido, ante todo, al uso intensivo del suelo y al cambio climático. El impacto ambiental por el desarrollo humano.

acción y actividad humana en el medio ambiente

Proyecciones globales de biodiversidad

Uno de los hallazgos del estudio se encuentra en que las proyecciones globales de biodiversidad no siempre encajan con las tendencias variables observadas por la acción humana a nivel local. Así, se ha examinado la variación espacial y geográfica en la riqueza de especies y su alteración en la composición de la biodiversidad a través de un mapeo de las tendencias en mar, tierra y el agua dulce de todo el mundo.

El equipo internacional de científicos examinó la variación longitudinal en la riqueza de especies (número) y la composición de especies (identidades). Se unieron y mapearon más de 50.000 series temporales de biodiversidad de estudios en todo el planeta. Después analizaron la variación en sus tendencias para identificar los lugares en los que están cambiando más rápidamente debido al impacto humano en el medio ambiente.

Los estudios anteriores que no habían mostrado un cambio neto en el número de especies a escala local habían resultado extremadamente controvertidos. Por lo tanto, el grupo de investigadores tuvo como objetivo alcanzar un consenso sobre el cambio global de la biodiversidad por la acción humana.

Los resultados del estudio

Los resultados muestran cómo este cambio varía geográficamente. Las especies que componen los ensamblajes locales están variando en todas partes. Sin embargo las tasas de cambio de riqueza de especies y la rotación fueron más altas y variables en los biomas marinos. Y es que las tasas de rotación máximas fueron el doble de las observadas en los biomas terrestres. Esto podría deberse a una mayor sensibilidad de las especies marinas al calentamiento global.

Las regiones marinas tropicales exhiben cambios en la biodiversidad con mayor frecuencia que otras regiones. Los trópicos, que albergan la mayoría de la diversidad biológica, generalmente son considerados los ecosistemas donde esta resulta más amenazada. En el contexto del cambio climático y el impacto humano en el medio ambiente, es probable que haya menos especies disponibles para reemplazar aquellas especies perdidas en las zonas tropicales.

Por otro lado, el nuevo estudio muestra que, si bien algunos lugares han experimentado una disminución en la riqueza de especies, saber dónde está ocurriendo el cambio de biodiversidad, y cómo se está produciendo por la acción humana, es fundamental para planificar estrategias futuras para la conservación y gestión de la biodiversidad en el planeta.

La sobrepoblación

David Attenborough describió el nivel de población y la acción humana en el planeta como un multiplicador de todos los demás problemas ambientales. En 2013, describió a la humanidad como “una plaga en la Tierra” que debe controlarse limitando el crecimiento de la población.

En 2017, más de 15.000 científicos de todo el mundo emitieron una segunda advertencia a la humanidad. Se afirmaba que el rápido crecimiento de la población humana es el “motor principal detrás de muchas amenazas ecológicas e incluso sociales”. Así, con más población, el impacto ambiental por el desarrollo humano es brutal.

Un informe de 2021 en Frontiers in Conservation Science ha advertido que la población, el tamaño y el crecimiento son factores importantes en la pérdida de biodiversidad y la degradación del suelo, y agregó que “más personas significa que se fabrican más compuestos sintéticos y plásticos desechables peligrosos, muchos de los cuales se suman a la creciente toxificación de la Tierra. También aumenta las posibilidades de pandemias que alimentan búsquedas cada vez más desesperadas de recursos escasos “.